Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

Investigan el fallecimiento de una joven en un clínica de cirugía estética

  • La chica, que sufría obesidad mórbida, decidió operarse en un centro de Barcelona

El titular del Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona abrió ayer diligencias previas por la muerte de Laura R.M, una chica de 19 años que el pasado viernes acudió a la clínica de cirugía estética CIMA, de Barcelona, en donde se sometió a una intervención para implantarse una banda gástrica. Según explicó la familia de la joven, cuando los efectos de la anestesia desaparecieron, Laura comenzó a sufrir desvanecimientos provocados por la perforación de una arteria, hasta que finalmente falleció. Tras el suceso, los padres de la joven denunciaron al cirujano que la intervino por "imprudencia grave".

Laura R.M padecía obesidad mórbida y decidió implantarse una banda gástrica vía endoscopia en una operación que llevaría a cabo un cirujano valenciano con más de 3.000 operaciones a sus espaldas y que ella misma escogió de una lista de especialistas recomendados por la Clínica Londres, de Barcelona. Según explicó dicho centro, la joven consultó allí cómo operarse, aunque ellos no llevan a cabo ese tipo de operaciones, por lo que se le facilitó el documento en donde se le recomendaban diferentes especialistas en trastornos de obesidad. Finalmente, la cirugía se llevó a cabo en la clínica CIMA, que deberá responder como responsable civil subsidiaria tras el fallecimiento de la joven.

La propia Generalitat, por medio de la Consejería de Salud, ha abierto una investigación en relación a este caso para esclarecer las razones que condujeron al fallecimiento de Laura R.M.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios