Madrid no cederá más edificios municipales para fiestas como la de Halloween

  • Botella asegura que "nunca" más una instalación pública albergará este tipo de actos mientras ella sea alcaldesa. Niega cualquier responsabilidad del Consistorio.

Comentarios 7

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha dicho este viernes que "nunca más", mientras ella sea alcaldesa, cederá un edificio o espacios municipales para un evento de las características del que acabó contres jóvenes muertas y dos heridas el pasado jueves en Madrid.

Botella ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa convocada con motivo de los sucesos ocurridos en el recinto deportivo Madrid Arena de la madrileña Casa de Campo, durante un festival musical con motivo de la celebración de Halloween. "Ningún evento ni concierto de estas características volverá a tener lugar en edificios y espacios públicos que dependan del Ayuntamiento de Madrid", ha subrayado la alcaldesa, para a continuación apuntar, ante la insistencia de la prensa, que hay otros espacios en los que se pueden llevar a cabo.

La alcaldesa, que ha comparecido acompañada del vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva; el delegado de Economía, Pedro Calvo, y el concejal de Seguridad, Antonio de Guindos, ha dicho que lo ocurrido es un suceso "irreparable" por la pérdida de vidas humanas que ha provocado. Por este motivo, se ha comprometido a hacer todo lo que esté de su mano para que una tragedia como esta no se vuelva a repetir en Madrid, al tiempo que ha advertido de que, si se deduce de la investigación que ha habido irregularidades, el Ayuntamiento de Madrid acudirá como acusación particular.

A preguntas de los periodistas sobre si el equipo médico era el adecuado, Botella ha dicho que era responsabilidad de la empresa que organizaba el evento. "Creo sinceramente que hemos actuado conforme a la legislación vigente y cumpliendo con nuestro compromiso", ha señalado la alcaldesa de Madrid. Preguntada sobre si habría que cambiar la normativa relacionada con estos eventos, ha dicho que lo principal para ella es "proteger la vida humana" y no volver a ponerlas en riesgo.

También ha planteado que a raíz de esta tragedia se abra un debate en la sociedad española y en las grandes ciudades para que estos macroeventos no sólo no se hagan en espacios municipales, sino tampoco en espacios privados. "Es un buen momento para hacer una reflexión y saber cuáles deberían ser las normas para que no se vuelva a repetir lo que ha ocurrido", ha dicho, antes de aclarar que si hay que cambiar la ley de espectáculos públicos, la debe cambiar la administración que tiene competencia para ello, que no es el ayuntamiento de Madrid, ha apostillado.

El delegado de Economía y presidente de Madrid Espacios, Pedro Calvo, ha insistido en que no está constatado que se sobrepasara el aforo y en que la empresa trasladó al ayuntamiento que se vendieron 9.650 de un total de 10.600. En cuanto a la seguridad de la fiesta, Calvo ha explicado que había 38 vigilantes de seguridad, de los cuales 35 -de la empresa Seguriber- estaban controlando las entradas al recinto y que había otras 75 personas en el interior de la empresa Kontrol 34 S.L para supervisar el interior de recinto. Por otra parte, el inspector jefe de la Policía de Madrid, Emilio Monteagudo, ha dicho que "en ningún momento" hubo aglomeraciones en el exterior del recinto "Madrid Arena" ni intención de los jóvenes de acceder al interior sin entradas o con entradas falsas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios