Muere en Italia con 117 años la última superviviente del siglo XIX

La italiana Emma Morano murió ayer a los 117 años en su casa de localidad de Verbania, a orillas del lago Mayor, en el norte de Italia, y era la mujer más anciana del mundo y la última que había vivido en tres siglos. Se había convertido en mayo del año pasado con 116 años en la mujer más anciana del mundo.

Emma Martina Luigia Morano nació el 29 de noviembre de 1899 en el municipio piamontés de Civiasco, en el seno de una familia de personas longevas, ya que su madre y su tía superaron los 90 años y su hermana Ángela llegó a los 100. Según sus nietas, las únicas de su familia con vida y que rondan los 70 años, Morano, que conoció a 11 papas y 12 presidentes de la República italiana, murió tranquilamente en su cama mientras dormía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios