Pajín promete proteger a los menores víctimas de la violencia machista

  • La ministra de Sanidad se reúne con las ONG que más se relacionan con niños

Comentarios 2

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, aseguró ayer que seguirá trabajando con las ONG especializadas en infancia para paliar el impacto de la violencia de género sobre los menores. En declaraciones a los medios, antes de la reunión con representantes de Save The Children, Plataforma de Infancia y Fundación ANAR que mantuvo ayer en la sede del ministerio, señaló que el objetivo del encuentro es "seguir abordando e implementando medidas que ayuden a hacer mejor su trabajo" ya que se ha hecho un diagnóstico y existe una "realidad contrastada" que se debe "paliar conjuntamente".

En este sentido, recordó que "hace unas semanas se hizo lo mismo con las organizaciones de mujeres para analizar la realidad y trabajar conjuntamente en la sensibilización y en el desarrollo cotidiano y continuo de la Ley de Medios de Protección Integral contra la Violencia de Género".

Según Pajín, la reunión perseguía "compartir visiones e iniciativas para ver qué se puede hacer en los próximos meses". Asimismo, explicóque "en primer lugar" escuchará el análisis de las ONG, ya que muchas de ellas, según ha apuntado, han podido hacer un diagnóstico de la situación.

Además, indicó que "propondrá seguir trabajando en distintos ámbitos como el de la sanidad" y ha destacado la "importancia" de convocar a asociaciones de profesionales de atención primaria y pediatría para establecer, junto a las comunidades autónomas, estrategias conjunta.

Igualmente, hizo hincapié en seguir trabajando con el Ministerio de Educación para "ahondar más en la coordinación de aquellos profesionales que en la enseñanza se dedican al tema educativo con los que se dedican a la protección familiar", porque, en su opinión, "merece la pena tener instrumentos de detección precoz de la violencia para poder proteger mejor a los menores".

Save the Children presentó un informe la semana pasada para alertar de que faltan recursos económicos y humanos para atender a los niños víctimas de violencia de género.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios