Piden la modificación de un acuerdo de divorcio por la devaluación de la libra por el 'Brexit'

  • El demandante, padre de dos niños, emigró a Londres para trabajar y mantiene otra casa en Almería para poder ver a sus hijos 

El despacho Medrán Cabrera ha presentado una demanda en los juzgados almerienses en los que pide una modificación del acuerdo de divorcio de una pareja como consecuencia de la devaluación que ha experimentado la libra ante el denominado 'Brexit', que implicaría la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

En un comunicado, se detalla que el demandante es padre de dos niños pequeños. Contrajo matrimonio y se trasladó desde Barcelona a Almería, pero "la crisis le obligó a emigrar" y su actual residencia está en Londres, donde desarrolla el trabajo con el que mantiene el 50 por ciento de dos hipotecas adquiridas durante los años de matrimonio, el alquiler de una casa también en Almería en la que poder ver a sus hijos "de uno a dos fines de semana al mes". 

A todo esto, suma 500 euros en concepto de pensión para los menores, además de gastos médicos y formativos extraordinarios, así como los billetes de avión para poder visitar a sus hijos o los de éstos a Londres o Barcelona. La demanda refleja como causa principal la devaluación de la libra tras el anuncio del Brexit, "que se sitúa en torno al 20 por ciento, lo que hace imposible mantener esos gastos con un sueldo de 2.500 libras".

El padre de los menores no pide al juzgado una reducción de la pensión o que se ajuste al IPC británico, sino que acuerde la disolución de la sociedad de bienes gananciales que le obliga a pagar la hipoteca de dos casas en Almería "cuando no puede utilizar ninguna de ellas, además de un alquiler si quiere ver a los niños en sus visitas a esta provincia". Además, en el escrito también se expone que la relación de la pareja se ha "devaluado".

Así las cosas, el demandante ha solicitado de los juzgados de Almería, además de la liquidación definitiva de la sociedad de bienes gananciales, que establezca una regulación de visitas que permita a los niños pasar la mitad de las vacaciones con él, ya sea en Londres o Barcelona, "facilitando así a los niños una convivencia con el progenitor libre de las tensiones de la situación de la pareja y, sobre todo, permitiendo a los niños el aprendizaje de los idiomas paternos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios