La Xunta da por controlado el fuego de As Fragas

  • Feijoó asegura que el 90% del parque natural, una de las joyas ecológicas de Galicia, "sigue intacto".

La Xunta de Galicia dio en la tarde de este lunes por controlado el fuego forestal que desde la tarde del sábado consume parte del Parque Natural de As Fragas do Eume, una de las joyas ecológicas de Galicia en la fachada atlántica, donde se han calcinado un total de 750 hectáreas, 370 de ellas en zonas de gran valor natural, según las primeras estimaciones. El fuego, que se originó en la tarde del sábado,día 31, en el municipio coruñés de La Capela ha quedado bajo el control de las brigadas de extinción a las 20:00 de este lunes. El gobierno gallego ya ha levantado el máximo nivel de alerta (Nivel 1) que activó el pasado sábado como medida de precaución por la cercanía de las llamas a varios núcleos habitados.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado, en su visita a las obras del puerto exterior de La Coruña, que el incendio en As Fragas del Eume ha afectado a menos del 10 por ciento de ese Parque Natural, con lo que más del 90 por ciento del bosque "sigue intacto", y ha pedido endurecer las sanciones a los autores, que incluya la responsabilidad económica. Unas 200 personas de tres aldeas de La Capela tuvieron que ser evacuadas el sábado de urgencia y realojadas durante la noche mientras que el fuego también se acercó a las casas de otras parroquias al otro lado del río.

Pese a la mejoría de la situación, el gobierno gallego mantiene desplegadas sobre el terreno un total de 37 brigadas, 33 agentes forestales, 4 técnicos, 23 motobombas, 3 palas, 8 helicópteros, 7 aviones y efectivos de Protección Civil de Mugardos. A este despliegue se le suman los 334 soldados de la V brigada de la Unidad Militar de Emergencias (UME) desplazados el sábado desde León para combatir el fuego con 18 autobombas, 6 camiones cisterna y un centenar de vehículos de apoyo y comunicación.

El consejero de Medio Ambiente e Infraestructuras, Agustín Hernández, ha precisado que el fuego ha afectado a 370 hectáreas de alto valor ecológico de las 9.126 que suma el espacio protegido. "En la zona de mayor reserva, la afección no es muy sustancial", afirmó Hernández, tras reunirse con los técnicos del parque. Aunque ha querido mostrarse "cauto" a la espera de un diagnostico más exhaustivo, Hernández negó "categóricamente" la desaparición de la fraga. "Bajo ningún concepto las fragas han desaparecido", señaló el consejero. Hernández ha trasladado a los alcaldes de la zona la disposición del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente a trabajar de forma coordinada y activa con la Xunta de Galicia en un "plan conjunto" para la regeneración de la superficie afectada por las llamas y frenar el arrastre de cenizas al río Eume, que desemboca en la ría de Ares.

La puesta en marcha de un plan conjunto ha sido uno de los compromisos que el ministro, Miguel Arias Cañete, ha trasladado esta mañana al presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo en una reunión celebrada en Madrid. El Gobierno gallego ha solicitado la colaboración de los propietarios de las parcelas arrasadas por el fuego, ya que buena parte de ellas son propiedades particulares, para fijar medidas para la protección del río y de la ría de Pontedeume ante la posibilidad de que la lluvia arrastre las cenizas. Entre esas medidas estaría la siembra de trigo en las zonas quemadas y ha manifestado que ahora buena parte de la preocupación se centrará en "evitar la afección al río Eume y a la ría".

Por su parte, el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, que ha visitado este mediodía a los militares desplazados a Galicia para sofocar el virulento incendio, se ha mostrado convencido de que el fuego ha sido provocado. "Son varios focos. Prácticamente la única posibilidad es que fuera provocado", manifestó el delegado, que recordó que en lo que va de año, se han detenido en Galicia a medio centenar de presuntos incendiarios. "Hay gente que le gusta ver arder el monte", manifestó, y aludió a un informe de la Fiscalía que recoge que el 90% de los fuegos detectados en Galicia en 2011 fueron por la mano del hombre, bien intencionados o bien por una negligencia.

Juárez ha informado, por otra parte, de que han sido detenidos dos hombres en Neda (La Coruña), cerca de Ferrol, como presuntos autores de un delito forestal. Fueron sorprendidos in fraganti por una patrulla en un monte de San Antonio (Neda) que estaba ardiendo. Uno de los detenidos llevaba tres mecheros y tres piñas. Ambos han pasado  a disposición judicial, sin bien, Juárez ha subrayado que "de momento no hay relación entre los detenidos y el incendio de As Fragas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios