La mujer asesinada en Tarragona pidió que se retirara la orden de alejamiento a su pareja

  • El presunto agresor, que sigue huido, convivía con la víctima pese a que la prohibición de acercarse a ella seguía vigente.

Comentarios 1

Montse M., la mujer de Tarragona, de 44 años, que fue encontrada muerta en su domicilio, pidió una semana antes a la Guardia Urbana que revocara la orden de alejamiento que pesaba sobre su compañero sentimental y supuesto autor del crimen.

Según informan fuentes judiciales, el pasado 16 de febrero el juzgado de guardia de Reus recibió unas diligencias informativas procedentes de la Guardia Urbana de esta localidad donde se explicaba que Montse había acudido a la policía especificando que deseaba retirar la orden de alejamiento que pesaba sobre su pareja porque consentía que él accediera al domicilio.

Según estas fuentes, la víctima ya había manifestado en anteriores ocasiones esta misma decisión.

Los Mossos d'Esquadra buscan al compañero sentimental de Montse M., como el presunto autor del crimen. Se trata de un ciudadano ecuatoriano, de 34 años, y de color.

El sospechoso tenía una orden de alejamiento desde el 2006, según estas fuentes, que aún estaba vigente, pese a lo cual la pareja convivía, con el consentimiento de las dos partes, desde hacía tiempo y haciendo una vida normal y familiar.

Por otra parte, el juzgado de guardia de Reus que se encargó de las primeras diligencias de este caso se ha inhibido en favor del juzgado de Violencia sobre la mujer de la localidad, que de ahora en adelante seguirá con las diligencias. Las diligencias de la causa fueron declaradas secretas.

Fue la propia hija de la pareja, de cinco años de edad, la que avisó de la muerte de su madre, que recibió una puñalada en la espalda, cuando, tras pasar la noche con el cadáver de su madre en el domicilio, acudió sola al colegio, donde explicó a los profesores lo sucedido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios