El descuartizador de Majadahonda niega ser el autor de los crímenes

  • El acusado realiza un increíble relato sobre su pertenencia a una secta junto a líderes mundiales

El presunto descuartizador de Majadahonda, Bruno H.V., de 34 años, negó ayer durante el juicio haber cometido delito alguno y aseguró no recordar a una de sus supuestas víctimas, Adriana. Respecto a la segunda, su tía Lidia, afirmó que no la mató porque "es Hernández Fernández", de la "Hermandad de la E y la R".

Durante su declaración, el acusado insistió en todo momento en una imaginaria hermandad secreta que estaría conformada por personalidades mundiales, empresas e instituciones que en su nombre o nomenclatura llevan las letras e y r. También manifestó que habló con el fundador del Opus Dei, José María Escrivá de Balaguer, fallecido en 1975, y reconoció que le denegaron su ingreso en el Ejército debido a sus problemas mentales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios