Dos de cada tres farmacias valencianas siguen la huelga indefinida por la deuda autonómica

  • La Consejería de Sanidad afirma que los servicios mínimos "se están cumpliendo por ahora"

Dos de cada tres farmacias valencianas secundaron ayer el primer día de huelga indefinida convocada en protesta por la deuda de 450 millones de euros que mantiene con ellas la Generalitat y que, según alertaron ayer, podría llevar al embargo de medio millar de oficinas en diciembre.

Así lo aseguró la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Valencia, María Teresa Guardiola, en una rueda de prensa en la que hizo un balance de las primeras horas de la huelga, en la que cerró sus puertas la práctica totalidad de las oficinas que quedaban fuera de los servicios mínimos, el 98% según ella.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Sanidad informaron en un comunicado que los servicios mínimos, fijados en un 30%, "se están cumpliendo", sin que hasta el momento se hayan registrado incidencias y con el acceso a los medicamentos "garantizado".

Guardiola denunció que la Generalitat está "dejando solas" a las farmacias, algunas de las cuales ya están desabastecidas y en "situación de quiebra", y señaló que la ministra de Sanidad, Ana Mato, "se interesó por el tema".

"Nos ha dicho que intentará mediar entre la Generalitat y el Ministerio de Economía", según la presidenta del Colegio de Farmacéuticos.

Guardiola volvió a exigir que dentro del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) se habilite un mecanismo especial y sean tratados como un banco: "Queremos que se nos liquide como si fuésemos deuda pública".

Las farmacias valencianas, 2.400 en toda la Comunitat, fueron divididas en tres bloques y a cada uno de ellos se les asignó un día de cierre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios