La venta de juguetes chinos aumentó en 2007 a pesar de los riesgos en ciertos productos

  • EEUU y la Unión Europea tuvieron que retirar varios lotes con alto contenido en plomo

Las exportaciones de juguetes chinos aumentaron notablemente en el año 2007 pese a los riesgos y peligros que fueron señalados en ciertos productos, según indicó ayer la prensa oficial.

En los diez primeros meses del año pasado, China exportó juguetes por un valor de 7.100 millones de dólares, cifra que representa un alza de 20,1 por ciento con respecto a 2006, según la agencia oficial China Nueva.

El principal destinatario de estos juguetes fue Estados Unidos, con ventas de 3.060 millones de dólares en los diez primeros meses del año, lo que supone un incremento de un 13,3 por ciento.

Fue precisamente Washington el principal denunciante de la toxicidad de los juguetes y otros bienes fabricados en China, productos de bajo coste que, según el equipo del presidente George W. Bush, está costando millones de puestos de trabajo en EEUU y disparando su déficit comercial con el gigante asiático.

En EEUU hubo varios avisos para que juguetes hechos en China fueran retirados del mercado debido a su alto contenido en plomo o a defectos de otro tipo, como la presencia de piezas defectuosas que podían separarse fácilmente y ser tragadas por un niño.

Ante las críticas suscitadas, el gobierno chino anunció en noviembre que establecerá medidas para proteger más y mejor la salud de los consumidores.

La Unión Europea, que aunque menos agresiva en su actitud también retuvo y retiró productos chinos, fue el segundo destinatario de estos juguetes entre enero y octubre, con un valor de exportación de 1.720 millones de dólares (1.165 millones de euros), un aumento de un 29,9 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios