La lluvia inunda el norte del país

  • El País Vasco y Cantabria han sido las comunidades más afectadas por el temporal, que ha aumentado el caudal de los ríos y provocado desbordamientos · Los servicios de emergencia mantienen la alerta

Las lluvias caídas en la madrugada de ayer en el País Vasco han ocasionado inundaciones en muchos municipios de la comunidad. El Gobierno vasco explicó ayer que la situación era muy complicada, especialmente en Vizcaya en el entorno de los ríos. La intensidad de las lluvias comenzó a reducirse a partir del mediodía, lo que ha contribuyó a que los caudales descendieran de manera paulatina, aunque aún están en niveles máximos.

En Vizcaya, una de las zonas más afectada ha sido la Margen Derecha de la ría del Nervión, donde la carretera de La Avanzada, principal medio de comunicación de esa comarca, quedó anegada y también la autopista a la altura del municipio de Gecho, así como varias carreteras secundarias.

En esta zona, concretamente en algunos barrios de Gecho próximos al río Gobela el agua ha llegado a la altura de las viviendas del primer piso y con ayuda de balsas neumáticas y de personal sanitario, fueron desalojados varios vecinos.

Los transportes públicos también se han visto afectados. Así, la línea de metro que comunica Bilbao con la Margen Derecha, sufrió cortes al igual que los trenes de Renfe en tramos de la Margen Izquierda y los de FEVE entre Bilbao y Balmaseda.

Además, la inundación de una subestación eléctrica en Ortuella dejó a unos 30.000 vizcaínos sin suministro eléctrico durante varias horas.

En Guipúzcoa, la zona más afectada estaba en las comarcas del Goierri y el Urola por el desbordamiento del río Oria, mientras que el cauce del Urola estaba al máximo de su capacidad, a punto de desbordarse a su paso por Elgoibar.

Por su parte, en Álava el temporal de lluvia no se ha vivido de manera crítica aunque ha dejado algunas huertas anegadas y garajes y bajos inundados, debido a la crecida del caudal de los ríos. Además, ha sido necesario desembalsar los pantanos de Uribarri y Urrunaga.

En Vitoria, la jornada fue bastante tranquila para los bomberos, pero en Llodio, éstos se vieron "saturados" ante las numerosas salidas para achicar agua en bajos y garajes inundados.

En este contexto, la viceconsejera de Interior del Gobierno vasco, María del Yermo Urkijo, realizó ayer un llamamiento a la tranquilidad a la población y pidió que solo se utilicen los medios de desplazamiento en situaciones urgentes "en caso contrario es mejor permanecer en sus domicilios".

Pero el País Vasco no ha sido la única comunidad autónoma afectada por las fuertes lluvias. En la vecina Cantabria la situación no era mejor: las evacuaciones, desbordamientos y cortes de trafico también se sucedieron a lo largo del día de ayer.

La zona más afectada es la del Bajo Miera, en los municipios de Ribamontán al Monte, Solózano, Hoz de Anero, Solares y Entrambasaguas donde un barrio ha tenido que ser desalojado. Numerosas carreteras tuvieron que ser cortadas por las fuertes lluvias, y además Protección Civil ha activado la alerta por riesgo de desbordamiento de tres ríos.

Se prevé que esta noche se repitan las precipitaciones al norte del país pero de forma muy localizada. En todo caso, hasta que la situación meteorológica no sea de tranquilidad, todos los servicios de Emergencias del País Vasco y Cantabria se mantendrán trabajando en situación de alertas y prealertas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios