"He pagado 12.000 euros en metálico y por adelantado. Me da miedo"

  • Tras conocer la noticia, algunos pacientes han acudido a estas clínicas dentales para pedir aclaraciones asustados por si pierden el dinero de los tratamientos que han pagado por adelantado.

"He pagado más de 12.000 euros por adelantado y en metálico", ha dicho Francisco, uno de los pacientes de las clínicas Vitaldent, quien ha asegurado a Efe que le da "miedo perder el dinero" porque es "un obrero". Trabajadores y pacientes de Vitaldent han desayunado esta mañana con la noticia de la detención del dueño y varios directivos de la empresa por supuestos delitos de estafa y fraude fiscal.

Tras conocer la noticia, algunos pacientes han acudido a estas clínicas dentales para pedir aclaraciones asustados por si pierden el dinero de los tratamientos que han pagado por adelantado. Entre ellos, Francisco, cliente habitual de la clínica Vitaldent situada en el barrio madrileño de Hortaleza, quien nada más conocer la noticia ha acudido "con miedo" a este local, ya que ha pagado por adelantado un tratamiento de más de 12.000 euros y teme perder los ahorros de toda su vida.

Más preocupado aún ha quedado cuando en la clínica le han comentado -y le han escrito en un papel- que el caso no afectaba a Vitaldent, sino a Funnydent, cadena de clínicas dentales que ha cerrado recientemente y cuyo presidente fue detenido. Pero no se ha quedado conforme. Otra de las pacientes que ha acudido a esta clínica ha sido Manuela, en este caso para acudir a una cita programada para hoy. Ella también tuvo que pagar por adelantado, en metálico y a plazos más de 7.000 euros, y ha expresado a Efe su temor por si se queda "sin tratamiento y sin dinero".

No obstante, otro de los clientes, Juan, desconocedor de la operación policial que se ha saldado con trece arrestos, ha explicado que en este local todo estaba funcionando "con normalidad" y que no ha notado nada diferente ni raro. "Nada extraño, todo muy bien!", ha exclamado Mónica, paciente habitual en esta clínica, que hoy recibe con "normalidad" a sus clientes y en la que los trabajadores están desempeñando su función como cualquier otro día, según ellos mismos han contado. Varios centros de esta cadena consultados han asegurado que han abierto sus puertas y atendido a los pacientes citados pese a presentar problemas con el sistema informático, que ha dejado de funcionar de forma generalizada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios