El sacerdote que fundó los Legionarios de Cristo tuvo una amante y una hija

  • La congregación católica posee 150 colegios en todo el mundo, uno de ellos en Sevilla

El fallecido sacerdote mexicano Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, tuvo una amante, con la que concibió un hijo, al parecer una hija, según reconoció ayer la orden religiosa. Esta hija, según ha podido saber este periódico, tiene 30 años y vive en España.

"Estamos sorprendidos, entristecidos y desconcertados. No podemos negar la existencia de esos hechos, pero no deseamos entrar en más detalles por respeto a la privacidad de las personas afectadas", dijo a Efe el religioso Paolo Scarafoni, un portavoz de la orden en Roma.

Con este reconocimiento, Scarafoni salió al paso de las informaciones aparecidas en varios portales de internet en las que algunos miembros de los Legionarios de Cristo desvelaban la doble vida del fundador, fallecido el año pasado a los 87 años de edad y al que el papa Benedicto XVI castigó en 2006 por abusos sexuales durante décadas contra seminaristas. El portavoz de los Legionarios manifestó a Efe que conocían la noticia desde hacía varios días y que en este tiempo han estado "asimilando este desconcertante hecho". Los Legionarios de Cristo, precisó Scarafoni, reconocen a Maciel el carisma que les infundió y el bien que hizo por la orden, que dirigió hasta 2005.

La congregación fue fundada en México en 1941 por Maciel, que tenía entonces 20 años. Sus estatutos fueron aprobados por el Vaticano en 1983. Hoy integra a 850 sacerdotes y unos 3.000 seminaristas. Está establecida en 18 países. También cuenta con 70.000 miembros de la Asociación Regnum Christi (laicos). La orden posee nueve universidades y 150 colegios en todo el mundo. Ocho de estos centros están en España; entre ellos, el Colegio Highlands, de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios