El vertido de fuel ocasionado por el choque de un ferry en Las Palmas queda disuelto

  • Al menos 13 heridos en la colisión que se produjo cuando el buque abandonaba el puerto para ir a Tenerife con 140 pasajeros

El vertido de 60.000 litros de gasóleo que se produjo el viernes tras chocar un ferry contra el muelle de Las Palmas, de los que más de la mitad fueron retirados de inmediato, ya quedó disuelto según aseguró el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales. La Institución insular es la entidad que se hizo cargo de una situación de emergencia que tiene nivel II, de ámbito insular, y su presidente precisó que "se trata de un vertido de gasoil, un material volátil, que se extiende a aproximadamente 2,5 millas desde el punto de origen, y por su característica de poco pesado se evaporará en cuestión de horas".

Morales precisó que "el impacto medioambiental será mínimo" y, además, los técnicos del operativo no prevén que afecte a la costa. Por su parte, el presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, subrayó que el accidente fue "más aparatoso que grave y no ha habido daños personales". "La coordinación de las administraciones y los protocolos de emergencias se han cumplido a la perfección", resaltó Clavijo, quien agregó que, al tratarse de un derrame de un material ligero "no tendrá impacto medioambiental de calado".

El Gobierno canario destaca que el accidente fue "más aparatoso que grave"

La delegada del Gobierno en Canarias, Mercedes Roldós, explicó el procedimiento que se lleva a cabo para minimizar un vertido "en el que trabajan tres embarcaciones con tareas de dispersión mecánica" para agilizar la evaporación del material.

Además, Roldós hizo hincapié en que "de los 60.000 litros vertidos de gasoil, más de la mitad fueron retirados de inmediato por cisternas, por lo que del perimetraje de la mancha, de tres kilómetros de largo y 400 metros de ancho, solo es combustible un 44% y apenas un milímetro de grosor". A pesar del accidente, el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, señaló que "los barcos de Naviera Armas son de última generación y este incidente es complicado, pero no excepcional, ya que afecta a una de cada 30.000 maniobras". El problema de caída de tensión en el ferry Volcán de Tamasite provocó su colisión con el dique Nelson Mandela de Las Palmas "se solucionó en apenas dos minutos, por lo que si hubiera sido en alta mar no habría acarreado ninguna problemática", detalló Ibarra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios