ýLa Guardia Civil ha colaborado aquí para lavar su imagený

  • Antena 3 estrena esta noche la miniserie ýSoy El Solitarioý, en la que el actor Pepo Oliva da vida al delincuente más huidizo

El actor Pepo Oliva tiene un cómplice cada vez que estrena algo en televisión. Y hoy, con la miniserie Soy El Solitario, no iba a ser menos. Es un quiosquero, de los antiguos, que vive en PuertoReal (Cádiz), que tiene su tienda en la calle Ancha, que le guarda todo lo que escriben sobre él, y que le ha dicho que esta noche esté tranquilo. Que el estreno en Antena 3, que continúa mañana, en el que hace de Giménez Arbe, uno de los delincuentes más buscados por las fuerzas de seguridad españolas durante años, irá bien. Que ya hay expectación en el pueblo, y eso para Pepo, el que la gente de Puerto Real esté ansiosa por ver su trabajo, es muy importante, un buen indicio.

Pero el actor madrileño cuenta con más, con muchos más alicientes para pensar que le irá bien. Es la técnica que manejan. De la de Hollywood, con especialistas de allí, de la película Breakheart, de Mel Gibson, con coreografías de peleas brutales. Han filmado Madrid desde las alturas, de noche y de día. En la sierra. En Portugal.Han creado un record Guiness de planos, o eso es lo que Pepo Oliva dice fruto del entusiasmo, unos cien al día.

No le gusta la polémica. Ni al actor ni a nadie de este trabajo. Pepo no lo dice exactamente, pero intenta alejarla como quien espanta a una mosca. Él responde a lo que se dijo al comienzo del rodaje de la ficción. Cuando la Asociación Unificada de Guardias Civiles denunció la utilización de material y personal del instituto armado en dicho rodaje. Él responde. Porque sí que participaron algunos agentes, de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, pero para asesorarles, para montar los dispositivos de controles, para prestar sus helicópteros y lavar su imagen, para demostrar que si en 14 años no pudieron coger a El Solitario fue porque era un hombre muy inteligente.

 Y Pepo lo sabe. Es el protagonista, al que en la ficción llaman Martínez Baeza. Él, que ha hablado con víctimas directas de los diferentes atracos que cometió, que sabe cómo el delincuente se iba a la sierra para disfrazarse, cómo fabricaba sus armas, cómo se hacía con garrafas de gasolina. Que andaba mal, pero por el peso del chaleco antibalas. Porque Giménez Arbe, en el que está inspirado su  personaje, era listo. Era la misma frase en cada guardia con los que Pepo habló. Muy listo. Alguien que se paseaba por Las Rozas, frente a muchos agentes, sabiendo que no había pruebas concretas contra él. Alguien listo y violento. Que el actor celebra que esté entre rejas. Por el buen trabajo de los cuerpos de seguridad del  Estado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios