Sarkozy abre la puerta a 1.000 millones de euros

  • Las emisoras privadas españolas piden al Gobierno que se adopte el modelo francés de eliminación de publicidad en las públicas y subvencionarlas con el canon del cine

La medida anunciada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, de suprimir los ingresos publicitarios en las cadenas públicas francesas (La 2, La 3 regional y La 5), a cambio de una aportación económica de las privadas, ha animado a los canales españoles a insistir en una vieja reclamación, que ya pronunciaron desde el inicio de sus emisiones en 1990. Las empresas de las cadenas comerciales españolas, reunidas en el organismo Uteca, cifran en 1.000 millones de euros anuales el pastel publicitario al que tendrían acceso y que es lo que facturan TVE y las 14 cadenas autonómicas. El secretario de Uteca, Jorge del Corral, ya ha propuesto la compensación que brindarían las privadas españolas a sus hermanas públicas: destinarles el 5 por ciento de los ingresos que están obligados a invertir en cine, según la legislación. Las privadas intentan solucionar así de una tacada dos situaciones que consideran un lastre para sus intereses, sacando partido. La facturación de las cadenas privadas suma un montante aproximado de 3.500 millones de euros anuales (con un ascenso en cada ejercicio por encima del crecimiento de la economía nacional), lo que arrojaría unos insuficientes 175 millones en concepto de compensación. Esa cantidad dista bastante de lo que ingresan actualmente en concepto publicitario los canales públicos. Sólo Canal Sur ingresa al año en torno a los 65 millones. De mantenerse esa cuantía (en el caso francés Sarkozy ha anunciado una aportación "pequeña"), serían las arcas públicas, cada ciudadano, los que deberían cubrir la compensación. Desde la Corporación RTVE y la andaluza RTVA no se hacen todavía valoraciones sobre un futuro del modelo español al estilo francés. Uteca, que es la única que ha movido ficha al respecto en España, aguarda "con optimismo" la respuesta del presidente del Gobierno. La batalla política inmediata que están librando las privadas con el Gobierno es la reducción de los minutos de publicidad en TVE. Uteca ha querido arrancar antes de las elecciones un compromiso firme del Gobierno para que reduzca a los 9 minutos por hora la presencia de anuncios en los dos canales públicos nacionales, que se mantiene en 11 minutos. La medida aguardaría al verano, sea cual sea el ganador en los comicios. Las privadas calculan que ingresarían 71 millones de euros anuales con la reducción.

Si Zapatero o Rajoy quisieran emular a Sarkozy revolucionarían el panorama audiovisual y, de paso, se granjearían un bonus de simpatía con las cada vez más poderosas cadenas privadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios