Julius Bienert. chef de Canal cocina

"El fenómeno de la cocina en TV se va a quedar"

  • Los miércoles se ofrece la segunda temporada de 'Los 22 minutos de Julius', con el ex concursante de 'GH VIP 4'

Julius Bienert, en el plató de su programa en Canal Cocina. Julius Bienert, en el plató de su programa en Canal Cocina.

Julius Bienert, en el plató de su programa en Canal Cocina. / amc

Julius Bienert ha sido capaz de convencer a los espectadores de Canal Cocina de que se puede preparar un suculento menú en poco más de veinte minutos. Mallorquín de ascendencia alemana -aunque ha vivido casi siempre en Madrid-, se le conoce como el soltero gourmet y su programa, Los 22 minutos de Julius, es uno de los más vistos los miércoles a las 13 y las 22 horas en la cadena de pago. Formado con Karlos Arguiñano, comparte con él su cercanía y, aunque en principio su espacio iba dirigido a solteros que no tienen tiempo, su cocina tradicional ha acabado convenciendo a muchos más.

-¿Se puede cocinar en sólo 22 minutos platos de alta cocina o sólo para salir del paso?

-Se pueden cocinar todo tipo de recetas, más que para salir del paso, para que estén ricas. Y no solo un plato, sino un menú completo. Hay de todo: los que dedican una mañana entera a cocinar o los que echan 22 minutos. Todo el mundo puede ponerse al frente de los fogones, tanto los que nunca han cogido una sartén como los más experimentados. Y mis platos salen ricos. No sé, cada uno lo hace como sabe.

-Pero hay platos como un potaje que es imposible que esté listo en 22 minutos. Las recetas tendrán que ser limitadas.

-Hay cosas que no se pueden hacer porque requieren su tiempo. Y un potaje no sería posible. Lógicamente hay platos que me encantaría cocinar en 22 minutos, pero tengo que prescindir de ellos en el programa. Me gustaría, por ejemplo, hacer un buen cordero al horno, pero no es posible.

-Confiéselo: ¿Tiene truco su programa de televisión?

-No hay ninguno, de verdad. A veces no queda más remedio que parar por cuestiones técnicas, pero todas las recetas se ajustan a esos 22 minutos. Busco los ingredientes y los corto, y todo en ese tiempo, toda la elaboración. En esta segunda temporada los estamos grabando todos del tirón. Me han dicho que es la primera vez que se hace algo así, en tiempo real quiero decir.

-Pero tendrá que escoger muy bien qué recetas pueden hacerse, y cuáles no.

-Tengo a un equipo que me asesora también. Algunas veces lo que hago es avanzar los pasos usando productos enlatados y conservas.

-Me imagino que se sentirá usted orgulloso de que muchos solteros hayan vuelto a cocinar, ¿verdad?

-Orgulloso es poco, es una gran satisfacción. Es terrible la repercusión. La gente me para por la calle para preguntarme alguna receta, pedirme algo para su novia, para su padre...

-Ha dicho usted en alguna entrevista que llegó a la cocina porque le gustaba demasiado comer.

-(Risas). Sí, de pequeño me comía mi plato, y el de mis padres (risas). No sabía casi ni hablar y ya decía paella o gambas. Mi abuelo y mi padre eran dos grandes gourmets y me llevaban a comer a muchos sitios.

-¿La cualidad de un buen cocinero, en su opinión?

-Conocimiento, pero sobre todo cariño. Hay que tener experiencia, sí, claro está, pero lo importante es tener ganas de cocinar. Para hacer una buena tortilla de patatas, que es sencillo, no hace falta ser un gran chef, sino poner interés y cariño.

-Se mantiene este boom de los programas de cocina en televisión. Parece que ya no es una moda pasajera...

-El fenómeno de la cocina en televisión se va a quedar. El público cada vez entiende más de cocina y gastronomía, y en consecuencia son más exigentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios