Jorge Cordones corta una oreja y le niegan otra en la nocturna sin picadores del sábado

  • Buena entrada en el coso portuense en el segundo festejo de promoción del verano

En la Plaza Real tuvo lugar en la noche del sábado el segundo festejo de promoción del verano taurino portuense con más de un cuarto de plaza, sorprendente tal y como va el abono, en un festejo en el que se lidiaron cinco erales de la ganadería del maestro Francisco Ruiz Miguel y uno, segundo de la suelta, de Cebada Gago, un encierro parejo de peso pero desigual en el que el ganado del maestro no salió bueno mientras que el remiendo de Cebada Gago confirmó el buen nivel que dejaron los novillos de "La Zorrera" en el festejo anterior. Los de Ruiz Miguel fueron unos con genio, otros sin clase o rajados.

Verónica Rodríguez, palmas en el único que mató. Jorge Cordones, dos vueltas al ruedo y oreja. Juan M. Monje, silencio y palmas.

Verónica Rodríguez fue asistida en la enfermería de fuerte conmoción que le impidió continuar la lidia. Se traslada al hospital para efectuar pruebas radiológicas. Cordones mató de inmediato a su eral. Por fortuna se nos informó ayer que las pruebas no han revelado mayores lesiones que las derivadas del porrazo.

La bronca de la noche la recibió el palco que denegó la oreja de su primero a Cordones, de malva y oro, que sin embargo luego fue premiado en el segundo de su lote sin que el presidente mantuviera el nivel exigido ante el primero.

Verónica Rodríguez pasó a la enfermería pero en el único que mató remató mal con la espada.

El de la Escuela de Jerez, Juan Manuel Monge, hizo cosas de muy buen gusto pero se le notó que todavía necesita más escuela, sobre todo a la hora de matar ya que recibió dos avisos en su primero y uno más en el que cerró plaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios