El Juli corta un rabo en la Plaza México confirmando su gran madurez artística

  • El madrileño cuaja una faena cumbre con el quinto toro, que malogra con la espada, pero regala el sobrero y lo borda

El diestro madrileño Julián López "El Juli" tuvo una tarde cumbre el domingo, madrugada del lunes en España, cortó tres orejas y un rabo, pero lo esencial fue que mostró que está en el mejor momento de su brillante carrera taurina, reuniéndolo todo: valor, maestría, sensibilidad, calidad y proyección.

Esa tarde realizó dos grandes faenas, al quinto de la tarde -al que pinchó y perdió el rabo-, regaló un séptimo y lo cuajó integro y cosechó el tan codiciado rabo entre aclamaciones.

Ha sido la décima tercera fecha de la campaña en la Monumental Plaza México, corrida en la que los mexicanos Eulalio López "Zotoluco", que toreó su corrida mil, se mostró torero y cortó dos orejas en tanto que Octavio García "El Payo" con menos suerte se fue en vacío.

Con una gran entrada, calculada en unas 38 mil personas, se lidiaron siete ejemplares de Xajay, de buena presencia, no fáciles algunos con genio, pero dos con buena clase, el quinto y en especial el séptimo, que mereció la vuelta al ruedo, para satisfacción del ganadero.

"Zotoluco", estuvo firme y torero en su lote. El primero no fue nada bueno y estuvo por encima del astado que terminó deslucido con la cara arriba y poniéndole los pitones en el pecho. Lo mató muy bien y se le concedió una oreja que le fue protestadas y el diestro se la entregó a sus peones.

Mejor en el cuarto, al que fue sometiendo aunque el toro se negaba, y dándole profundidad a su trazo logró una faena interesante, con firmeza y nitidez. Mató de otra magnífica estocada, para recibir una oreja más esta sin protestas.

"El Juli", estuvo inmenso. El segundo un toro con manifiesto peligro y que se quedaba cortó, lo toreo con sabiduría para lograr una faena de maestro y de mucho mérito. Lo mató de estocada y se le concedió una oreja con algunas injustas protestas.

Lo realizado en el quinto y séptimo toros ahí está. Dos enormes faenas, pues entendió a sus enemigos a la perfección y las fue elaborando con una torería fuera de serie. Tenía el rabo del quinto en la bolsa, pero pinchó cinco veces. Ovación clamorosa y se superó en el de regalo. Una faena que deletreó con un cúmulo de atributos de los que hizo gala. Esta vez logró la estocada. Dos orejas y rabo y vuelta al toro de Xajay.

"El Payo", menos cuajado que sus experimentados alternantes, tuvo un lote con peligro y nada fácil. En el tercero tuvo momentos regulares y mató pronto para silencio y en el sexto, que lo cogió de fea manera, se mostró valiente, pero le afloró su poco rodaje en este negocio. Mató de estocada y escucho palmas.

"El Juli" y "Zotoluco" salieron a hombros y el banderillero Francisco Acosta "Paquito" fue cogido por el segundo en un par de banderillas y sufrió un paliza y una cornada en sedal, por fortuna, sin reunir gravedad. Otra interesante corrida.

Por otra parte el diestro español Alejandro Talavante y el mexicano Rodolfo Rodríguez "El Pana" cortaron una oreja cada uno en la corrida de la tarde del domingo en la plaza Nuevo Progreso de Guadalajara, capital del estado de Jalisco, en tanto que Arturo Saldivar, que tuvo magníficos destellos, se fue de vacío.

Con poco menos de media entrada, se lidiaron seis toros de la ganadería de Santa María de Xalpa, bien presentados, de diverso comportamiento en sus condiciones de lidia.

"El Pana", con el que abrió plaza, no paso de regular y el matador tlaxcalteca escuchó dos avisos y con el cuarto, trasteo con su sello para una oreja.

Alejandro Talavante cayó de pie en esta plaza jalisciense. Muy torero con el segundo de la tarde, para hacerle una faena interesante. Mató pronto y cortó una oreja. Con el quinto hizo el esfuerzo y fue ovacionado.

Arturo Saldivar tuvo destellos magníficos. No estuvo fino con la espada. En el tercero de la suelta, saludo desde el tercio, y ovación en el sexto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios