cuarta de abono

El Juli consigue un trofeo en festejo decepcionante

  • El madrileño corta una oreja del quinto toro tras un trasteo pundonoroso y desigual.

  • Morante y Talavante se marchan de vacío.

  • Corrida de Garcigrande, de excesivo peso y escasa casta.

Julián López 'El Juli', en una verónica al quinto toro, al que cortó una oreja. Julián López 'El Juli', en una verónica al quinto toro, al que cortó una oreja.

Julián López 'El Juli', en una verónica al quinto toro, al que cortó una oreja. / Juan Carlos Muñoz

Era uno de los carteles estrella del abono: José Antonio Morante de la Puebla, Julián López El Juli y Alejandro Talavante, cuyo festejo se saldó con muy poco contenido artístico y en el que el único de la terna que buscó con ahínco el éxito, El Juli, cortó la única oreja en un espectáculo decepcionante y muy lejos de la expectación creada en una tarde pasada por agua. En algunos tendidos, la típica guerra de paraguas entre tanto saltaba al rubio albero mojado un ganado con exceso de quilos y escasa casta. Todo aquello se iba aguando...

-Oiga, ¿dónde ha comprado usted el chubasquero, que estoy calado hasta la médula?

-Al de las almendras. Se ha dado cuenta que con esto hace el agosto y ha cambiado la canasta por los plásticos.

-¿Y dónde está?

-Con lo que está cayendo, entre tanto paraguas, vaya usted a saber.

-¡Silencio, que torea Morante!; se escucha detrás cuando hemos alcanzado el cuarto acto.

-¡¿Que torea?...! ¡Pero no ve que se ha cargado al toro en el caballo...!

Y llegó el quinto acto, en el que, por fin, el personal disfrutó algo. Porque lo más destacado en esta tarde cerrada en lluvia corrió a cargo de El Juli ante el quinto toro, el de menos peso de la corrida. Lo más brillante artísticamente sucedió en un quite en el que el diestro madrileño toreó con suavidad a la verónica. El torero, en su línea lidiadora, tuvo el mérito de la entrega, sobando y confiando a un astado sin clase, pero con cuerda, que duró mucho en una faena desigual, con un desarme inoportuno.

El pacense Alejandro Talavante, en un natural al tercer toro. El pacense Alejandro Talavante, en un natural al tercer toro.

El pacense Alejandro Talavante, en un natural al tercer toro. / Juan Carlos Muñoz

En el laborioso y dilatado trasteo fue, poco a poco, imponiéndose como la persistente lluvia que no paró de caer de principio a fin. Brilló en una serie al natural de mano baja y una tanda con la derecha con muletazos largos, todo ello acompañado por los sones Suspiros de España. Mató de estocada y descabello y el personal solicitó el premio, que fue concedido.

El Juli, que se mostró variado con el capote ante su manejable primero, el segundo de la tarde, -¡632 quilos!- realizó una faena en los medios voluntariosa y mal rematada con la espada, que no alcanzó vuelo.

Morante pasó de puntillas ante el que abrió plaza, un animal sin fuerza ni celo.

El sevillano José Antonio Morante de la Puebla, en una verónica al astado que abrió plaza. El sevillano José Antonio Morante de la Puebla, en una verónica al astado que abrió plaza.

El sevillano José Antonio Morante de la Puebla, en una verónica al astado que abrió plaza. / Juan Carlos Muñoz

Al cuarto, un astado serio, de excesivo peso -¡637 kilos!- lo masacraron en varas. La mayoría del público la tomó con el picador, sin entender que los varilargueros ejecutan lo que sus jefes de filas les ordenan. Aun así, el toro parecía mantener fuerzas. Morante se inhibió y estuvo mal con los aceros.Talavante se las vio en primer lugar con un toro que aunque no tuvo clase, llegó a moverse. El pacense se perdió en una labor sin intensidad.

Ante el sexto, otro regalo para los carniceros -¡637 quilos!- y de mala condición, Talavante no apostó ni un euro. Se lo quitó del medio tras un ligero macheteo y reiterados fallos con los aceros.El espectáculo, pobre, quedó en las antípodas de la expectación despertada.

Ficha del festejo:

Ganadería: Se lidiaron tres toros con el hierro de Garcigrande (primero, tercero y quinto) y los otros tres de Domingo Hernández, misma casa ganadera, dispares en hechuras, con exceso de quilos -segundo, cuarto y sexto sobrepasaban los seiscientos- y de escasa casta.

Toreros: José Antonio 'Morante de la Puebla', de butano y azabache. Estocada defectuosa (silencio). Dos pinchazos, estocada y tres descabellos (algunas protestas tras aviso). Julián López 'El Juli', de azul y oro. Dos pinchazos y estocada trasera (ovación). Estocada trasera y descabello (oreja tras aviso). Alejandro Talavante, de negro y oro. Pinchazo, estocada y dos descabellos (silencio). Dos pinchazos, estocada y descabello (silencio).

Incidencias: Plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla. Jueves 27 de abril de 2017. Lleno de No hay billetes. En cuadrillas fue ovacionado el picador José Antonio Barroso en el quinto y saludaron en banderillasJosé Antonio Carretero y Juan José Trujillo en el tercero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios