Manzanares: “Estoy contento porque le he sacado el máximo al toro”

  • El torero no pudo “apretar” al tercero “todo lo que quería para que hubiera transmitido más”

José María Manzanares cortó una oreja a cada uno de sus toros de Juan Pedro Domecq y fue el triunfador de una tarde pasada por agua.

El matador tuvo que hacer frente a dos animales que se quedaron sin fuerza en mitad de la faena con el capote. En el primero, en palabras de Manzanares, “el toro ha tenido un pelín de fondo. Lo he tenido que esperar pero no he podido atacarlo. Por eso le daba dos muletazos y me iba. En las series sólo podía atacarle en uno o dos. Si le daba ya tres muletazos seguidos, el toro ya se me paraba. A pesar de que tenía la cara a media altura, el animal me ha ido obedeciendo bien aunque yo lo veía que iba un poco dormido. No quería darle un toque fuerte porque me daba un salto o me embestía muy fuerte”.

El torero tiene una relación especial con la plaza de la Maestranza y es una de las figuras esperadas por la afición, por ello, el torero comentó que “los olés en Sevilla son increíbles. Cuando das un muletazo y los escuchas, más lo sientes. Es un olé muy peculiar” analizaba un torero que sabe mucho de ello.

El segundo toro “se pareció mucho al primero. Con clase pero había que medirlo mucho y cuidarle los muletazos para que fuesen suaves y no se descompusiese a las primeras de cambio. Quería apretarle, pero si lo hacía, en la segunda o tercera tanda se me iba a acabar demasiado pronto. No ha aguantado casi ni el final de faena... Ha faltado más transmisión y ligazón. Creo que si le hubiera podido exigir más al toro, hubiera llegado todo más al público. Pero bueno, estoy contento y he intentado sacar lo máximo de mis dos toros” sentenciaba el torero que tendrá la oportunidad de resarcirse el próximo viernes junto a Sebastián Castella y a Roca Rey.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios