exposición en caja rural del sur

Nacho Martín o el toro en su esplendor

  • El artista abulense Nacho Martín reúne cerca de una veintena de obras en 'La tauromaquia en el arte'

  • La muestra se extenderá hasta el próximo 4 de mayo

Vista general de la exposición 'La tauromaquia en el arte', en Caja Rural del Sur. Vista general de la exposición 'La tauromaquia en el arte', en Caja Rural del Sur.

Vista general de la exposición 'La tauromaquia en el arte', en Caja Rural del Sur. / reportaje gráfico: josé ángel garcía

El escultor Nacho Martín (San Esteban del Valle, Ávila, 1953) expone cerca de una veintena de obras en la exposición La tauromaquia en el arte en la Fundación Caja Rural del Sur (Calle Murillo, 2, Sevilla).

A punto de comenzar la temporada, el recorrido por esta muestra supone un encuentro con la fuerza, el esplendor y el vigor del toro; el misticismo y veneración al torero, con un inequívoco guiño a Manolete en el centenario de su nacimiento, o el homenaje al campo, unidos hombre y reses a través de una bella composición de un magnífico encierro -cuatro toros, un cabestro y un garrochista-, que respira silencio y que el artista modeló para la realización del espectacular conjunto escultórico, a tamaño natural, ubicado en la plaza de España de Alicante. La exposición la completan dos piezas magníficas dedicadas al caballo. Las obras, en bronce -a excepción de una cabeza de toro de plata-, oscilan entre 1.200 y 20.000 euros.

La veneración al torero, el homenaje al campo y el caballo completan el recorrido

Nacho Martín, que ya conoció las mieles del éxito en su primera exposición en Sevilla, en la Feria del Toro de 1999, afirma que "es un placer volver a una tierra que me gusta muchísimo y que encarna el mundo del toro".

El artista ya apuntaba en su niñez el interés por la escultura y la talla cuando convertía los cuchillos de cocina en gubias, algo que contrariaba a su madre. Explica Martín que ese interés quizás se despertó viendo a su abuelo materno, cantero, trabajar la piedra con esmero "porque era un manitas".

La vocación de Nacho Martín se desarrolló a partir de 1967 en Toulouse (Francia), donde aprendió el arte de la talla, y a su regreso trabajó con el escultor Pablo Serrano, quien sería su maestro y le animó a montar su primera exposición, cuando Martín había cumplido 22 años. A partir de entonces, se sucedieron los galardones -entre los últimos, el que recogió el año pasado, otorgado por la Asociación Taurina Parlamentaria, que le entregó el presidente del Senado, Pío García Escudero-. Desde 2006 realiza los trofeos taurinos que otorga la Fundación Caja Rural del Sur.

Casi tan temprana como su vocación escultórica nació su pasión por el toro, hasta el punto que afirma: "El 90% de mi obra está dedicada a la tauromaquia, que es lo máximo. Desde mis principios he representado al toro y al torero, pero con lo que más disfruto es con el toro". Por ello, de la muestra destaca una cabeza de tamaño natural del animal totémico de la cultura mediterránea.

A punto de comenzar la temporada en Sevilla, Caja Rural del Sur -que apuesta siempre por la Fiesta- nos acerca hasta el 4 de mayo (de lunes a viernes, de 11:00 a 13:00 y de 19:00 a 21 :00; de lunes a viernes laborables) algunas obras de temática taurina como añadido artístico a la Feria de Abril a cargo de Nacho Martín, quien refleja principalmente el esplendor del toro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios