fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

Pepín martín vázquez El maestro del barrio de la Macarena fallece a los 83 años de edad

El alma de Currito de la Cruz

Pepín Martín Vázquez (Sevilla, 6 de agosto de 1927) falleció ayer a los 83 años de edad. Hoy se oficiará un responso por el descanso eterno de su alma, a las 12 de la mañana, en el Tanatorio de la S-30 y, posteriormente, se incinerará su cadáver en el crematorio de Coria del Río.

Pepín desarrolló una carrera breve, pero muy fructífera, hasta que las cornadas -en su época, las curas eran terribles- hicieron mella en su ánimo, especialmente la que sufrió el 8 de agosto de 1947, en Valdepeñas, que incidió notablemente para su retirada. Su popularidad, enorme, se incrementó tras protagonizar la película Currito de la Cruz, con Nati Mistral y Jorge Mistral, en la versión más cuidada de esta cinta, basada en la novela de Alejandro Pérez Lugín. Su indudable calidad artística, dentro de la denominada escuela sevillana, le convirtieron en un eslabón esencial hasta llegar como referente y torero de toreros hasta nuestros días, en los que José Antonio Morante de la Puebla, ha recogido su testigo a la hora de ejecutar algunas suertes.

Pepín Martín Vázquez, alejado de la vida social, ha sido un torero al que no se le ha reconocido toda su valía y, como señaló en su día Paco Camino en una entrevista concedida a El Día de Córdoba, es uno de los toreros con mayores méritos para recibir la Medalla de las Bellas Artes, que no le concedieron.

Hijo del matador de toros Francisco Martín Vázquez, y hermano de los diestros Manuel y Rafael, Pepín comenzó desde niño en el toreo, como becerrista. Vistió su primer traje de luces en Cehegín (Murcia), en el mes de septiembre de 1943. Debutó con picadores el 27 de febrero de 1944 en Barcelona. Fue en la capital catalana, donde con un gran ambiente, tomó la alternativa el 3 de septiembre de 1944, de manos de Domingo Ortega y el toro Partidario, de Alipio Pérez-Tabernero. El cartel, con ocho toros, lo completaron Pepe Luis Vázquez y Carlos Arruza. El 22 de febrero de 1953 toreó su última corrida en Caracas (Venezuela), actuando junto a Jumillano y César Girón. En la Maestranza, debutó el 19 de abril de 1945, alternando con Manuel Rodríguez Manolete y Carlos Arruza; y su última actuación en la plaza sevillana tuvo lugar el 2 de mayo de 1949, en una corrida benéfica.

Pepín, como se le conoce en el mundo del toro, cuajó faenas memorables en las que brilló su arte. Entre 1944 y 1947, el torero de la Macarena se situó en la cima del toreo, en el que dejó una huella profunda en la historia del toreo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios