La falta de financiación obliga a suspender la Feria Mundial del Toro

  • El director gerente de Fibes afirma que lo ha intentado pero que "no puede hacer milagros" y poner en duda si al mundo del toro realmente le interesa este proyecto.

Comentarios 51

La crisis ha hecho mella con la Feria Mundial del Toro, que este año no se celebrará por falta de financiación y patrocinio. "Es un día triste para Fibes, pero las cosas son como son y hay que asumirlas; hemos intentado por todos los medios que este proyecto siguiera adelante y no ha podido ser". Así de tajante se expresó ayer el director gerente de Fibes y presidente de la Feria Mundial del Toro, Felipe Luis Maestro, que asumió que "no puede hacer milagros".

El motivo de esta suspensión es la falta de dinero y de patrocinadores. Fibes no ha logrado reunir los 300.000 euros necesarios para sacar adelante esta muestra que, por su naturaleza, es deficitaria, ya que no se trata de una feria comercial, sino de promoción que cuesta el dinero a los ganaderos que participan en ella, según afirmó el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia y de la Mesa del Toro, Carlos Núñez. Esta feria cuenta con un presupuesto de alrededor de un millón de euros. "Fibes no puede hacer frente a los 200.000 euros que de por sí aporta, más lo que falta por recaudar", explicó Maestro, durante un encuentro informativo con los medios de comunicación.

De momento, se suspende indefinidamente. Aunque el director gerente de Fibes no pierde la esperanza en poder retomar el proyecto: "Eso sí, ahora mismo soy incapaz de decir cuándo se volverá a celebrar esta feria". Han apurado varios frentes para tratar de conseguir patrocinadores, puesto que "hoy en día no hay ningún evento que funcione sin patrocinio", apostilló Núñez. Muchos intentos y ningún éxito.

Maestro explicó que han tardado en dar una explicación -la feria estaba prevista para febrero- porque han querido "sacar el proyecto adelante hasta el último momento". Así, precisó que el consejero de Gobernación y Justicia, Luis Pizarro, ha intentado sin éxito implicar a las consejerías relacionadas con el mundo del toro -Gobernación, Turismo, Comercio y Deporte, y Agricultura y Pesca-. "Hemos querido volver a involucrar a la iniciativa privada", dijo el presidente de la Feria Mundial del Toro, quien agregó que no entiende "ni entenderé nunca cómo puede haber empresas que llevan al toro como emblema y que le dan la espalda a esta feria".

Núñez reconoció que las empresas "tienen miedo al sector antitaurino". No obstante, Maestro anunció que pretende reunirse con el sector del mundo del toro al completo para analizar la situación y decidir finalmente si este proyecto interesa al sector o no. "Quiero reunirme con todos y antes de pedir un euro preguntaré si quieren o no una Feria Mundial del Toro", apostilló.

El tercer frente abierto por la organización de Fibes ha sido una posible exportación del modelo a Madrid, en busca de la autofinanciación del evento en una ciudad más grande. Tampoco ha habido suerte. La cuarta y última tentativa ha sido involucrar en el patrocinio de la muestra a la iniciativa Territorio Toro, el proyecto turístico que agrupa a las diputaciones de Jaén, Huelva, Cádiz y Sevilla, que, según Maestro, "podrían haber asumido" los 300.000 euros necesarios para abrir las puertas de este evento.

La feria tenía previsto abrir sus puertas el 17 de febrero y estrenar su carácter bienal, con una renovación total de su formato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios