Los toreros exigen el derecho a poder asistir a las corridas

  • Los diestros, junto a empleados de la Monumental, abogan por el respeto al espectáculo taurino

El mundo del toro aprovechó la primera corrida que se celebró ayer en Barcelona tras la prohibición de los espectáculos taurinos por parte del Parlamento catalán para pedir respeto a la "libertad" de asistir a estos festejos en un manifiesto antes del evento. "Exigimos respeto a la libertad individual de asistir a un espectáculo que es expresión de nuestra cultura y nuestras tradiciones", aseguró el manifiesto leído por la megafonía de la plaza Monumental barcelonesa después de que los diestros Juan José Padilla, Curro Díaz y Miguel Tendero hicieran el paseíllo.

"Los profesionales de la tauromaquia manifestamos nuestro rechazo a la decisión del Parlamento catalán de prohibir las corridas en esa Comunidad. Pedimos que cese la manipulación política de la Fiesta, exigimos garantías de nuestro derecho al trabajo y exigimos respeto a la libertad individual", señalaba el manifiesto, en el que también se reivindicaba: "En solidaridad con los aficionados catalanes y por la libertad de ir a los toros, "¡Viva la fiesta taurina!".

El documento, que se leyó ayer en todas plazas españolas, francesas y portuguesas, ha sido una primera reacción del mundo del toro a la decisión del Parlamento regional catalán de prohibir la Fiesta a partir de 2012.

Poco antes del inicio del festejo en Barcelona, una cincuentena de aficionados y detractores de las corridas se enfrentaron verbalmente en la entrada de la Monumental vigilados por un importante dispositivo de seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios