Afición Xerecista y una empresa vinculada a Luis Oliver compran las acciones de Energy

  • Esta operación, pendiente en estos momentos del visto bueno del Consejo Superior de Deportes

Ricardo García ya no es presidente del XCD ni dueño de las acciones. Ricardo García ya no es presidente del XCD ni dueño de las acciones.

Ricardo García ya no es presidente del XCD ni dueño de las acciones. / pascual

La empresa Energy Sports, titular del 55,323% de las acciones del Xerez CD, SA según el Libro Registro de Acciones de la entidad, las ha vendido a una empresa vinculada a Luis Oliver, en su día presidente del Deportivo y ahora en el Extremadura, y a la Agrupación 'Afición Xerecista', según fuentes próximas a la firma.

La operación de compra-venta se elevó a escritura pública ante notario el pasado viernes al mediodía en Sevilla y Ricardo García, hasta ahora presidente de la entidad, dejó de ser el 'dueño' de los títulos.

La operación, que se ha cerrado por un montante económico que no ha trascendido por el momento pero del que sale muy beneficiado el ya exmandatario xerecista, ha quedado registrada en una sola escritura pero con dos partes totalmente diferenciadas. La grupo de empresarios relacionados con el mundo del fútbol se ha quedado con más del 45% del total y el grupo de aficiondos xerecistas tiene más del 10% de ese total inicial.

Los pasos a seguir ahora son complejos y no garantizan la viabilidad de la sociedad, pendiente de la decisión que tome el Juzagado de lo Mercantil de Cádiz sobre la reclamación presentada por el proceso de liquidación en el que se encuentra el XCD.

Al margen de ese aspecto, en primer lugar, los nuevos dueños de las acciones tienen que configurar un consejo de administración que pueda gestionar la entidad y después deben de informar de esa creación al Mercantil. Lógicamente, la comisión de seguimiento del concurso, en la que están presentes tanto la LFP como la Federación, también debe ser informada.

Igualmente, una vez cumplimentados esos pasos, el XCD tendrá que poner en conocimiento del Consejo Superior de Deportes la operación, ya que el CSD tiene que ser informado de cualquier movimiento relacionado con el entramado accionarial siempre y cuando supere el 25%. La citada operación sólo será válida si el CSD da el visto bueno a la misma.

La intención de los nuevos dueños de las acciones de la entidad es la de ofrecer o bien una rueda de prensa o emitir un comunicado para explicar los pasos dados.

La empresa relacionada con Luis Oliver es la que pretende que el equipo vuelva a jugar en Chapín, ya que considera prioritario que los aficionados no tengan que desplazarse y que el Xerez "recupere su casa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios