fútbol tercera división

El Deportivo no cierra la puerta

  • El Xerez CD es el segundo máximo goleador del grupo pero también el más goleado, con una media de casi dos tantos en contra por partido

  • Solo en tres partidos acabó sin encajar

Álex García y Zamora se han repartido la portería xerecista en los 21 partidos disputados hasta el momento. Álex García y Zamora se han repartido la portería xerecista en los 21 partidos disputados hasta el momento.

Álex García y Zamora se han repartido la portería xerecista en los 21 partidos disputados hasta el momento. / josé contreras

Los cuatro goles encajados en el José Juan Romero Gil ante el Gerena mantienen al Xerez CD como el equipo más goleado del grupo después de 21 jornadas de competición, condición que el Deportivo arrastra desde que encajó tres goles en Chapín ante el líder, el Cádiz B, en el último partido de 2017. Con 41 goles encajados en 21 partidos, el cuadro azulino sale a una media de casi dos goles en contra por partido.

En efecto, la fortaleza defensiva a sido el talón del aquiles de un equipo que sufre sin balón y que está más concebido para atacar que para defender: el Xerez ha marcado 33 goles en 21 partidos, anotando más dianas que el Cádiz B (29), Algeciras (27), Ceuta (25), Lebrijana (27), Arcos (27), Sanluqueño (25), Gerena (27), San Fermín Puente Genil (26), Alcalá (19), Utrera (22), San Roque de Lepe (27), Cabecense (22), Ciudad de Lucena (32), Guadalcacín (19), At. Onubense (23), Espeleño (32), Castilleja (26) y Los Barrios (20). El equipo de Vicente Vargas es el segundo máximo anotador del grupo, faceta en la que solo le supera el Sevilla C con 36 dianas.

El potencial atacante azulino, que encabezan Pedro Carrión (10 tantos), David Narváez y Juanito Benítez (7 dianas cada uno), asegura goles y de hecho el Deportivo solo se ha quedado sin marcar en las derrotas ante Sanluqueño (0-3), Cabecense (2-0) y Arcos (4-0) y en el empate con el Ceuta (0-0) en La Barca.

Pero esta fortaleza ofensiva contrasta con la fragilidad defensiva, y es que el cuadro azulino encaja una media de casi dos goles por partido: solo se ha quedado con la portería a cero ante el Alcalá (3-0), Ceuta (0-0) y en el San Rafael de Los Barrios (0-3).

Con estos números no cabe duda que la fragilidad defensiva es uno de los aspectos a mejorar por el Deportivo en esta segunda vuelta de la competición. Durante los 21 partidos disputados hasta ahora, Vargas ha utilizado a todos sus efectivos tanto en la portería como en la defensa, en la que en ocasiones puntuales han jugado centrocampistas como Agu e Israel, esta temporada habitual en el doble pivote pero que ha retrasado su posición cuando la ocasión lo ha requerido.

Entendiendo que el sistema defensivo de un equipo empieza en los delanteros, en la habitual línea de cuatro atrás Dani Hedrera -ahora en Los Barrios- y Paco Borrego ha sido la pareja de centrales más utilizada hasta la lesión del segundo, mientras que Gonzalo se hizo con el lateral derecho desde su llegada y el flanco izquierdo fue de Guerrero hasta el partido con el Espeleño, cuando fue reemplazado por un Chato que se ha mantenido en el lateral zurdo desde entonces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios