Dicen que no hay quinto malo...

Y es que los resultados de la jornada de ayer favorecieron bastante a los xerecistas. Sólo el Rayo fue capaz de ganar al colista Sevilla Atlético, mientras que el Tenerife no pasó del empate en Huesca y Castellón y Zaragoza perdieron en Albacete y Elche, respectivamente. A estos dos equipos, los azulinos les dejarían a nueve puntos si son capaces de vencer.

Los azulinos rompieron en Albacete hace dos jornadas su racha de empates fuera de casa y el Nuevo Arcángel se presenta como una buena plaza para repetir gesta y lograr los tres puntos por quinta vez esta temporada de forma consecutiva y lograr el cuatro triunfo fuera de casa. Además, esta vez contarán con el apoyo masivo de los aficionados para intentarlo. Más de dos mil xerecistas empujarán a los suyos desde la grada.

De cara al derbi ante el Córdoba, Esteban Vigo sigue confiando en el mismo bloque de siempre y también en los mismos futbolistas de siempre, ya que volvió a dejar fuera de la convocatoria a los dos fichajes que ha realizado el club en el mercado de invierno, Abel y Altidore.

En relación a la pasada jornada, hay dos novedades en la lista. Silva, sancionado, ha dejado su puesto a Francis, que precisamente regresa al equipo tras cumplir su castigo, y Portela ha salido para que entre Álex Bergantiños, que la pasada jornada se quedó compuesto y en la grada.

En cuanto al once titular, en principio sólo registrará dos cambios. Francis volverá a ser el dueño del lateral derecho en detrimento de Redondo y Crespí ocupará un puesto en el centro de la defensa en lugar de Silva, castigado con un encuentro.

Por lo demás, es más que probable que Vigo siga apostando por los mismos jugadores de las últimas semanas, con lo que Pedro Ríos o Mario Bermejo, titulares indiscutibles hace algunas jornadas, tendrán que seguir esperando su oportunidad en el banco.

De todos modos, podría haber algún cambio de última hora, ya que Antoñito arrastra molestias en la garganta, que no le han impedido viajar pero que si van a más podrían dejarle 'tocado'.

En Córdoba, la expectación es enorme y menos Yordi y los aficionados que prefieran la pantalla y la cervecita en vez de sentirlo en sus carnes, no faltará casi nadie a la cita del Nuevo Arcángel. Guzmán, deseoso de acortar los plazos de su recuperación para galopar cuanto antes, es la única baja que tiene Luna Eslava junto a la del citado delantero, expulsado.

El técnico tiene el once más o menos claro. En la portería estará el gaditano Raúl Navas y atrás mantendrá la línea compuesta por Cristian Álvarez, Gaspar, Pierini y Rubén. El argentino encara el test definitivo como lateral derecho: enfrente estará Momo, un diablillo que desborda por fuera o con diagonales y que ha marcado en las siete citas de 2009. El canario está que se sale.

Los centrales lidiarán con Calle y con Antoñito, el mejor socio de Momo. En esa tarea recibirán el auxilio del doble pivote. Ahí empiezan las cábalas. Ito y Katxorro cuentan con el beneplácito del entrenador, aunque Carpintero, suplente en Sevilla tras reaparecer como titular contra el Alavés, nunca decepciona. Y si hay un partido donde merece la pena dar consistencia a la medular, es éste. Porque el Xerez se sustenta en la jerarquía de Moreno, la pausa de Viqueira y la aceleración de Antoñito. Un triángulo espléndido. Cabe la opción de que Luna retoque el doble pivote con Carpintero y tire unos metros más arriba a Katxorro. Sin embargo, la variante más factible, en ausencia de Yordi, pasa por adelantar a Asen y devolver el puesto de mediapunta a Javi Flores. Finalmente, la alternativa menos factible consiste en dar libertad a Natalio como segundo punta, dejando la banda derecha para un Oberman que va a más pero carece de la chispa del resto. El costado izquierdo será para José Vega, jerezano y xerecista de pro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios