Elogios y mucho respeto

  • Javi López destaca la forma de competir del equipo de Alcaraz y pide el apoyo de la afición para sacar el derbi adelante mientras que el granadino resalta la gran temporada que están haciendo los azulinos

Javi López y Lucas Alcaraz se conocen a la perfección y los dos se respetan al máximo. El técnico azulino destaca la organización de los equipos del granadino y el entrenador cordobés la calidad de los xerecistas. Mañana se verán las caras y la batalla táctica en la pizarra y sobre el terreno de juego también está servida.

López piensa que este partido no tendrá nada que ver con el de la primera vuelta porque "cada encuentro es una historia distinta. Sabemos que nos vamos a medir a un rival complicado, muy competitivo, muy bien organizado y va a ser difícil. De todos modos, nosotros tenemos ambición, queremos sacar el partido adelante y hacer las cosas bien para quedarnos con los tres puntos".

La derrota de Soria aún les duele y eso debe suponer para ellos "un revulsivo, debe motivarnos más, hay que salir con intensidad y más enchufados".

Y tampoco entiende el catalán el cambio de imagen radical de sus pupilos en relación a los últimos compromisos. "He hablado con ellos de lo que pasó y de lo que no tiene que volver a pasar, de los retos que tenemos por delante, de los mensajes que les dejo en el vestuario y que no llegan por aquí y también he hablado con los que a nivel individual no estuvieron demasiado bien. Me han comentado algunos que no estaban cómodos desde el calentamiento. Son cosas que pasan de vez en cuando, estuvimos empanados y ya está. Son partidos que salen así y no tienen explicación".

Para ganar al Córdoba saben que una de sus mejores armas será "la paciencia, no nos podemos precipitar. Cuando haya que correr, habrá que correr pero cuando no haya espacios tendremos que mover y darle velocidad al balón, abrir el campo, meternos por dentro... Pero también será importante la ayuda de nuestra afición porque vamos a jugar un derbi muy complicado. La afición siempre está con nosotros y en esta oportunidad le pedimos que nos eche un cable para sacar el partido adelante".

Bajo su punto de vista, el cuadro de Lucas Alcaraz será un rival "muy competitivo. A algunos les gustará más o menos su forma de jugar y les gustará más o menos su forma de encontrar los caminos para el gol pero es un rival de los fuertes de Segunda, competitivo y difícil de meterle el diente. Es un rival al que resulta muy complicado ganarle".

Antoñito comentó en rueda de prensa el miércoles que su ciclo en el Xerez había terminado. El técnico valoró la aportación del punta al club en estos años: "No he leído la entrevista pero si ha comentado que ha terminado su ciclo aquí, nunca se sabe. Es un futbolista que ha aportado muchas cosas al Xerez y es un poco pronto para tomar decisiones, falta mucho. Es una opinión suya y hay que respetarla. De lo que sí estoy convencido es de que mientras que esté aquí va a estar dispuesto a echarnos una mano. La Liga es muy larga y necesitamos a todos los jugadores".

Antoñito es especial y siempre ha necesitado un trato especial. López cree que él es "de esos entrenadores que entiende bien a ese tipo de futbolistas especiales, he tenido a bastantes. Él tiene su personalidad, su peculiaridad, es un futbolista que necesita cariño, con el que hay que estar pendiente de algunas cosas pero tiene experiencia, tiene mucho recorrido y también sabe buscarse la vida sin necesidad de que nadie esté pendiente de él, ha tenido entrenadores de todos los estilos. Se le puede considerar especial porque tiene un fútbol especial, porque tiene una forma de ser especial y es buen tipo. Me ha demostrado que es noble y eso para mí es bueno".

"En lo que pueda -añade-, le ayudaré, pero las situaciones las marcan los rendimientos y los momentos y hay momentos en los que uno ha podido aparecer y no lo ha aprovechado porque ha aparecido otro que sí lo ha hecho, ha faltado continuidad es complicado. Estoy seguro que él va a estar atento para cuando se le presente otra oportunidad. De aquí al final de temporada, todo el mundo va a ser necesario. Es una situación que siempre depende de las dos partes, técnico y jugador, pero al final siempre uno mismo tiene que poner mucho de su parte".

Está contento con el rendimiento de la defensa y no desveló si cambiará. "Tenemos una buena defensa, con cinco buenos centrales, la portería está bien cubierta y el equipo tiene buenos mecanismos de defensivos, tiene buenos futbolistas y con la llegada de Leandro hemos potenciado más la línea. No me planteo nada, somos un equipo solvente, salvo en momentos puntuales, en los que hemos montado alguna traca. No hay debate. Vamos a acertar con la pareja que alineemos porque todos son buenos".

Eso sí, no ocultó que le dolió dejar a Moreno en el banquillo: "Las cosas cuestan menos cuando se hacen desde el convencimiento. Vicente ha sido un jugador importante, es un jugador importante y será un jugador importante esté o no esté en el terreno de juego. Él es un referente, una persona a admirar por su trayectoria, por su profesionalidad, porque tiene conocimientos de fútbol, porque ayuda, porque si juega se parte el pecho y si no juega tiene la misma cara y eso es difícil de encontrar. Es un tío que sigue remando cuando la situación no le es favorable, es un tío diez. Te cuesta por todas esas cosas pero si crees que tiene que jugar otro, tienes que tomar la decisión".

Por último, tampoco, explicó que le preocupa lo justo que el equipo dependa de los goles de José Mari porque "al final, todos los equipos que luchan por grandes objetivos siempre dependen de los goles de sus buenos jugadores. Le pasa al Barcelona y le pasa al Granada, por ejemplo. Siempre hay alguien que marca más goles que el resto, lo importante es que él siga haciéndolos y que se sumen a la fiesta los demás".

Mientras, Lucas Alcaraz espera un partido "como todos los de Segunda, competido, evidentemente complicado y ante un rival que está haciendo un buen año y que nos obligará a sacar lo máximo en cuanto a rendimiento".

El preparador granadino elogió el potencial azulino pero tampoco quiso detallar los aspectos que más le preocupan. "Ahora mismo estoy bastante ocupado con lo nuestro. De todos modos, el Xerez es un buen equipo, tiene gente con mucha experiencia y calidad y José Mari está viendo puerta con bastante asiduidad. Fundamentalmente, me parece un equipo bastante experto, que sabe competir bastante bien".

También admitió que el encuentro será "especial, lo que sucede es que cuando ya has estado en tantos sitios pues es una situación que se da más. Estuve allí una temporada, que fue buena en líneas generales, allí hay muchos jugadores a los que he dirigido y también queda gente en el club con la que mantengo buena relación y a la que aprecio".

Por último, sobre las palabras de López sobre su equipo, Alcaraz dijo que "en esta categoría no hay ningún rival fácil. Nos conocemos y todos los entrenadores sabemos en qué línea están nuestros equipos. Nosotros estamos en una línea de rendimiento aceptable, a pesar de los problemas a nivel de convocatoria y de alineaciones, y somos competitivos. Ya el apelativo que le quiera poner cada uno es cuestión de cada uno. Lo que hace falta es que el equipo sea competitivo y se adapte a las dificultades que se nos plantean en determinados puestos prácticamente todas las semanas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios