Marejada a la vista

  • Martín Mattos, mano derecha de Souza, dice que el todavía máximo accionista del Xerez no piensa devolver el poder a Morales y que está a la espera de que llegue una oferta para sacar dinero por el club

Comentarios 5

El futuro del Xerez invita al optimismo en lo deportivo por el buen rendimiento que está mostrando el equipo –a pesar de lo que piensen los detractores de Javi López– y por el convenio que se debe firmar con los acreedores para ir acabando con la deuda. Un equipo coqueteando con el ascenso y con una economía saneada es muy llamativo para los que quieren invertir en fútbol y será por eso que ahora resulta que Federico Souza no piensa devolver las acciones para que Joaquín Morales vuelva a ser el dueño del club.

El empresario nazareno había hecho saber a los aficionados y accionistas del Xerez con los que se había reunido recientemente que estaba negociando con Souza para recuperar las acciones que le vendió en su momento por el supuesto incumplimiento de contrato en el que incurrió el argentino por no afrontar el segundo pago pactado, algo que conoce bien Morales por lo acontecido en su caso con el Ayuntamiento de Jerez.

Según comentaba ayer a este periódico Martín César Mattos, no hay negociación alguna para que próximamente Morales vuelva a ser el máximo accionista del club. Nada más lejos de la realidad... “Las acciones siguen estando en nuestras manos y si llega un comprador, pues las venderemos. Es verdad que hablamos en su momento sobre si Morales iba a recuperar las acciones, pero la intención de Joaquín no es quedarse con el club, sino venderlo, y en ese caso es más interesante esperar”.

Es decir, que según lo que comenta el que fuera vicepresidente del club azulino, FS Investment SA seguirá manteniendo el 52,99% de la sociedad y Morales se mantendría con el 43,91%, aunque de ahí debería devolver las acciones de Comujesa, que son un 20%. Lejos, muy lejos, seguirá estando Castellana Business, de Gil Silgado, con el 4,78%.

No disimula lo más mínimo Mattos al reconocer que el objetivo de Souza es sacar tajada de la próxima venta, en la que trabaja Morales con el visto bueno de sus socios argentinos, que esperan movimientos al otro lado del charco. “Morales quiere sacar plata por el club y a nosotros nos pertenece una buena parte. Por nuestro lado veremos si nos llega alguna oferta y Joaquín nos llamará cuando tenga algo bueno que nos pueda interesar. Estoy leyendo que hay grupos americanos y árabes detrás del club, pero por el momento vamos a esperar a ver qué nos propone Morales”.

Reitera Mattos que “no hay ninguna intención de que Morales se quede con el club” y explica que han llegado a un acuerdo para dejar pasar que Souza no haya pagado lo pactado en su momento... “Nosotros pagamos lo que se acordó en un primer momento y después ya no, es verdad, pero más allá de lo firmado hay un acuerdo con Morales, que sabe lo que nos corresponde a cada uno. Cuando tenga una buena oferta para vender nos llamará y si estamos de acuerdo, se firmará”.

Y nada de precipitarse en la firma de marras porque el negocio de verdad puede llegar dentro de un par de meses si todo va como quieren los azulinos. “Calculo que todo se va a dilatar mientras que el equipo siga teniendo chance para ascender. No cabe duda de que el precio cambiará en Primera o en Segunda”.

Mientras tanto, Souza pasa sus días en la provincia de Corrientes, dedicado a sus finanzas y sin la menor intención de aparecer públicamente, a pesar de que sigue siendo el dueño del Xerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios