La crónica

Naufragio otra vez con dos caras (2-1)

  • Los azulinos encajan su tercera derrota consecutiva en un encuentro en el que fueron de menos a más y que merecen empatar · Aragoneses realiza dos paradones y evita la igualada en la recta final de un Deportivo que pagó sus errores

Comentarios 10

El Xerez encajó su tercera derrota consecutiva en el Heliodoro Rodríguez, un campo que se le resiste, y cubre la peor racha de resultados de toda la temporada. Nunca el cuadro azulino había perdido tres partidos seguidos hasta ahora. Y lo hizo en una noche en la que no mereció caer, pero volvió a ofrecer dos caras y cuando quiso reaccionar ya era demasiado tarde para superar a un rival desconocido, que supo sacar tajada a sus acciones en ataque y que luego tuvo la suerte como aliada porque de otra forma no se entiende que se quedara con los tres puntos al final de los noventa minutos.

El Tenerife, muy apurado por su delicada situación y con unas imprecisiones impropias de un bloque tan potente como el que cuenta, entró al partido con mucho respeto hacia un Xerez al que mira muy de lejos en la tabla. Y si bien es verdad que el equipo de Javi López tuvo más el balón y control nunca creó verdadero peligro ante un Aragoneses que en los primeros cuarenta y cinco minutos apenas tuvo que intervenir. Jugar a nada se llama eso.

Bermejo fue el referente y apenas le llegaron balones, Óscar Díaz y Capi lo intentaban por dentro y Cordero y Bruno menos inspirados estuvieron de todo en la medular y además ambos vieron amarilla.

Los canarios, a medida que fueron pasando los minutos y pese a sus carencias, se dieron cuenta de que podían hacer daño a su rival y mucho más después de encontrarse con algunos regalos inesperados.

A los 21 minutos, llegó el primer susto para los azulinos con un lanzamiento de Dubarbier que se marchó alto y en el minuto 25, después de una pérdida de balón de Cordero en el centro del campo, el Tenerife estuvo a punto de abrir el marcador, en una jugada en la que Moreno tuvo que tapar a Nino, pero en la que Julio Álvarez aprovechó el balón atrás del delantero para mandar la pelota al poste con Chema ya sin opciones.

Y pese a no mandar, Pablo Sicilia, que está en estado de gracia, no perdonó la tercera de su equipo y abrió la lata en el minuto 38. El central aseguró con el interior del pie un saque de esquina botado por Julio Álvarez para que ambos conjuntos se marcharan a la caseta con ventaja para los pupilos de Antonio Tapia.

En el descanso, Javi López dejó en la caseta a Bruno, con una tarjeta amarilla y apostó por Barber para contener en un centro del campo que controlaba pero que no tenía profundidad.

Y nada más arrancar al segunda parte, un susto en cada área. Los locales reclamaron penalti a Natalio que el árbitro no quiso ver (47') y en la siguiente acción, Óscar Díaz hizo lucirse a Aragoneses con un gran lanzamiento de falta que el portero mandó a saque de esquina (48').

El partido se volvió intenso y el Xerez comenzó a mostrar su mejor cara pero de lo que pudo ser el empate a uno, se pasó al 2-0. Mario Bermejo agarró dentro del área a Ezequiel Luna y el colegiado, muy caserillo durante toda la noche, no dudó en señalar la pena máxima y en mostrar amarilla al delantero. El penalti lo transformó con tranquilidad y engañando a Chema Antonio Álvarez.

El segundo gol hirió el orgullo de los xerecistas, que no tardaron en acortar distancias y en volver a poner contra las cuerdas a un equipo que, a pesar de ir por delante en el marcador daba la sensación de estar literalmente fundido y que precisamente sólo eso, su ventaja en el marcador, le mantenía aferrado a la vida.

Cordero hizo el 2-1, Raúl Llorente acarició la igualada y en el minuto 69, Aragoneses volvió a tirar de manual para realizar un paradón espectacular a Óscar Díaz. La parada mereció la pena pero el chut mereció también mejor recompensa.

El Tenerife no es que diera un paso atrás, es que el Xerez le hizo recular hasta el punto de agobiarle y dejarle encomendado a unas contras que llegaron en contadas oportunidades.

Javi López sacó a Nieto y a Antoñito y Tapia intentó arreglar el descosido de su parcela ancha con Mikel Alonso -antes había sacado a Omar y había mandado a la ducha a un Natalio que es una sombra vestido de futbolista- pero a su equipo le costaba la misma vida respirar.

El balón era ya casi siempre de los azulinos, que pecaron de demasiada precipitación y que tuvieron en Aragoneses a su peor enemigo en esta oportunidad. El fútbol es así, no siempre gana el que más lo merece.

2. CD Tenerife: Sergio Aragoneses; Marc Bertrán, Ezequiel Luna, Pablo Sicilia, Beranger; Kitoko, Antonio Hidalgo (Mikel Alonso, min. 75); Julio Álvarez (Kome, min. 83), Natalio (Omar, min. 60), Dubarbier; y Nino.

1. Xerez CD: Chema, Juan Luis Redondo, Leandro, Vicente Moreno, Raúl Llorente, Pablo Redondo (Nieto, min. 60), Cordero (Antoñito, min. 75), Bruno Herrero (Barber, min. 46), Capi, Óscar Díaz y Mario Bermejo.

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias (C. Navarro). Regular. Barrió para casa en los momentos más complicados del encuentro. Los azulinos le reclamaron un penalti por manos tras un saque de esquina.

Tarjetas: Amarillas Antonio Hidalgo (14’), Marc Bertrán; Bruno (28’), Cordero (42’), Mario Bermejo (53’), Barber (69’) y Redondo (80’).

Goles 1-0 (38’) Pablo Sicilia asegura el tiro con el interior del pie en el área pequeña y sin dejar caer la pelota manda al fondo de la red un saque de esquina bien ejecutado por Julio Álvarez.    2-0 (54’) Antonio Hidalgo transforma un penalti de Mario Bermejo sobre Ezequiel Luna.2-1 (57’) Cordero toca lo justo un balón de Juan Luis Redondo desde la derecha.       

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigesimosexta jornada de la Liga Adelante, disputado en el estadio Heliodoro Rodríguez López ante 16.590 espectadores, entre los que había una treintena de aficionados azulinos, algunos desplazados desde Jerez y otros residentes en Tenerife. Muy buen ambiente en las gradas, con numerosos seguidores disfrazados para poner la nota de color en pleno carnaval.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios