Vargas no se fía de un rival "mejor fuera que en casa"

  • El entrenador xerecista advierte que "el Sanluqueño B tiene un buen bloque, le he visto jugar y tiene futbolistas muy interesantes".

La semana no ha sido fácil para Vicente Vargas, director deportivo y técnico del Xerez CD. La decisión del Ayuntamiento de mandar al equipo a La Canaleja por la clausura de La Juventud ha hecho mella en los azulinos y él espera que no termine afectando demasiado a un grupo que "está peleando al máximo para lograr el ascenso a División de Honor y para que este club histórico siga con vida".

El preparador xerecista explica que "el cambio de escenario, en principio, nos va a perjudicar muchísimo, aunque eso no se sabrá hasta que no empecemos a jugar en Guadalcacín. El único partido que hemos jugado allí esta temporada por la resiembra de Chapín lo empatamos. En Jerez, el único campo en el que se puede respirar ambiente de fútbol es el de Guadalcacín y todo el mundo conoce el estado en el que se encuentra el césped. En principio, insisto, parece que no nos va a favorecer el tema pero hay que dejar andar el equipo. De todos modos, nosotros tenemos la esperanza de que se arregle pronto La Juventud o que nos permitan jugar otra vez en Chapín. Si no hay solución, tendremos que quedarnos allí. Ni La Canaleja ni La Granja reúnen las condiciones necesarias para que nuestros socios estén lo mejor posible. El equipo está metido arriba y lo normal es que acuda cada vez más gente, el equipo necesita estar arropado y en el Fernández Marchán lo estaremos. Desde aquí, queremos agradecer a ese club el trato. Siempre está dispuesto a colaborar, siempre nos cede sus instalaciones y nosotros queremos agradecerle el gesto rebajando el precio de las entradas para sus socios. Los que quieran acudir al partido lo podrán hacer pagando sólo dos euros".

Vargas entiende también que el cambio "nos perjudica porque a la forma de jugar que tiene el equipo le viene mejor el campo grande y de césped natural, aunque es cierto que entrenamos en césped artificial. En esa superficie no estamos teniendo suerte hasta ahora. A ver qué tal, como he comentado antes, todo se analizará en función de los resultados que podamos cosechar. Es evidente que el Fernández Marchán no es La Juventud pero estamos muy agradecidos".

En estos momentos, después de haber sumado cuatro puntos de los últimos seis, el equipo se ha asentado y vuelve a confiar en sus opciones de ascenso. El entrenador avisa que "es cierto que tenemos un pequeño colchón de puntos de cara al ascenso a División de Honor pero no nos podemos confiar, el margen es de un par de partidos. Hay que intentar que los rivales que vienen empujando no se acerquen y nosotros también tenemos que intentar escalar algunas posiciones. No obstante, tenemos que tener los pies en el suelo, primero hay que lograr el ascenso a División de Honor y si luego podemos aspirar a algo más, está claro que también lucharemos por todo. Hay muchos clubes con problemas y lo mismo suben más equipos a Tercera. Es un reto grande y por él estamos trabajando".

En cuanto al rival, el Sanluqueño B, lo tiene claro: "Es un equipo muy fuerte fuera, que ha conseguido más puntos que en su casa. Le he visto jugar y es peligroso, tiene gente joven, juega bastante bien al fútbol y tiene futbolistas interesantes. Además, esta semana también pueden jugar los que están en Tercera porque el Sanluqueño descansa. Tienen muy buen equipo y me gusta bastante".

Por último, hizo balance de las numerosas bajas. "No me gusta quejarme pero es que últimamente no levantamos cabeza en ese sentido, estamos teniendo muchísimo problemas. Tenemos catorce jugadores, espero recuperar a algunos al menos para que puedan estar en el banquillo. Los que hay son los que hay y son con los que tenemos que ganar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios