FÚTBOL tercera división

"El XCD es un equipo comprometido, por eso ha logrado su reto"

  • Rafa Navarro, entrenador del Espeleño, resalta: "Con tantos problemas no era fácil conseguir la salvación"

Rafa Navarro, entrenador del Espeleño, cree que el Xerez CD está salvado y valora su temporada. Rafa Navarro, entrenador del Espeleño, cree que el Xerez CD está salvado y valora su temporada.

Rafa Navarro, entrenador del Espeleño, cree que el Xerez CD está salvado y valora su temporada. / miguel ángel gonzález

"Todo el mundo cuando escucha el nombre del Xerez Deportivo lo relaciona con equipo grande, histórico, llamado a estar arriba, pero con todos los problemas que han tenido con los campos de entrenamientos y con todas las dificultades que se les han presentado es muchísimo más difícil hacer bien las cosas y ellos lo han conseguido. Han dejado claro que forman un bloque muy comprometido, tienen jugadores de calidad y con mucha experiencia en la categoría y al final se van a quedar en Tercera División, que era lo más importante esta campaña". Son palabras de Rafa Navarro, técnico del Espeleño. El cordobés valora el trabajo realizado por los azulinos durante la temporada y sabe que el domingo, a partir de las seis de la tarde, no se lo van a poner nada fácil a su equipo, también con la soga al cuello, ya que suman 35 puntos.

Navarro añade que "el resultado que consiguieron el domingo ante el Arcos nos vino bastante bien. Creo que el Xerez CD es un rival que de llegar más necesitado nos podría complicar muchísimo más la vida. Espero que llegue un poco más relajado porque ya tiene los deberes hechos. Con los puntos que tiene, ellos están prácticamente salvados con una victoria más y nosotros necesitamos ganar al menos tres partidos para lograr el objetivo una temporada más".

"El partido es una final para nosotros y nos darán problemas, aunque nos benefició el resultado con el Arcos"

Su equipo llega al compromiso del domingo después de perder 3-1 ante la Lebrijana y el preparador apunta que "cuando te encuentras en una dinámica negativa te cuesta más trabajo ganar los partidos pero, bueno, somos conscientes de que ya tenemos que empezar a ganar sí o sí porque las jornadas van pasando y las opciones de conseguir la permanencia se reducen. Tenemos una final el domingo y estamos trabajando para sacarla adelante ante nuestros aficionados".

El calendario que le resta al Espeleño se puede convertir en su gran aliado, ya que debe recibir al Xerez CD, Atlético Onubense y Castilleja y visitar al Ceuta y Utrera. "La suerte que tenemos entre comillas porque eso nunca se sabe es que nos la vamos a jugar en casa y eso es un factor muy a tener en cuenta, pero qué duda cabe que no es fácil. Los rivales que nos van a visitar también se están jugando muchísimo y no hay nada fácil. Como he comentado antes, cada encuentro es una auténtica final porque nos estamos jugando la misma vida y los tenemos que sacar adelante como sea".

El cuadro cordobés fue uno de los equipos revelación de Tercera el pasado curso, ya que consiguió cerrar la Liga séptimo. Este año todo se les ha complicado porque "cuando haces una temporada tan buena, todos los equipos se fijan en tus futbolistas, reciben buenas ofertas y no puedes retenerles. Tuvimos que hacer una plantilla prácticamente nueva porque se nos fueron catorce jugadores y también con el ascenso del Ciudad de Lucena y Puente Genil el mercado se nos complicó, no podemos competir con ellos para poder firmar. No fue fácil configurar una plantilla competitiva. En la primera vuelta, también se nos fue nuestro goleador Juan Bazo a Segunda B y no pudimos buscarle un sustituto. De todos modos, es lo que hay, nos tenemos que amoldar aunque las dificultades están ahí".

El tramo final de Liga, con tantos equipos implicados en el descenso, cree que será "apasionante para cualquier aficionado al fútbol, se lo va a pasar fenómeno, pero para los que estamos inmersos en los puestos bajos va a ser durísimo, va a ser un mes complicado, puro sufrimiento. Hay pocos equipos que ya no tengan nada que hacer ni por arriba ni por abajo y eso lo complica todo. El desgaste va a ser importante. Los entrenadores lo pasamos bastante mal, hay mucha presión y no es fácil hacer las alineaciones ni tomar decisiones complicadas a estas alturas de competición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios