fútbol tercera división

A seguir sufriendo (2-0)

  • El Xerez CD paga su falta de acierto con la derrota ante un Espeleño que aprovecha una llegada al filo del descanso y un autogol de Borrego

El Xerez CD pierde tras los méritos del Atlético Espeleño, que no dejó de buscar la portería rival y que con un gol de Guti y otro de Paco Borrego en propia puerta se quedaron con los tres puntos.

Era una histórica visita. El Xerez CD volvía a tierras espeleñas en un momento en el que estaban en horas bajas. Los hombres dirigidos por Juan Pedro Ramos no tienen asegurada la permanencia con 40 puntos y necesitaban sumar los tres puntos para sacarse los fantasmas del descenso de encima. El entrenador visitante no podía contar para el choque futbolistas importantes como Javi, Isra o Guerrero. Por su parte, el míster local, Rafa Navarro, tenía a todos sus jugadores disponibles por lo que podía idear la alineación perfecta para derrotar al Deportivo.

4 Puntos. El Deportivo queda a 4 puntos del descenso que marca Los Barrios, su próximo rival

El Atlético Espeleño estaba en una situación peor que su rival al tener cinco puntos menos, así que el duelo se presentaba como un interesante choque en el que podía pasar cualquier cosa.

Hubo un detalle antes de empezar el partido que no pasó por alto. El ganador absoluto de la media maratón Espiel-Belmez, Ángel Merino Muñoz, realizó el saque de honor.

A ambos conjuntos les costó situarse en el terreno de juego y entraron bastante fríos al campo. El tramo inicial del partido estuvo marcado por el respeto mutuo y por la racanería de llegadas con peligro a las áreas rivales. Las defensas se impusieron claramente a los ataques, a los que les faltaba clarividencia para encontrar espacios entre las líneas defensivas del rival. Circunstancias que dejaron en números rojos la contabilidad de ocasiones claras por parte de de los dos equipos durante gran parte del partido.

Durante la primera media hora de juego, la primera ocasión con peligro la generó el Atlético Espeleño en el que el portero visitante David Zamora realizó un paradón a bocajarro y salvaba a los suyos de la primera oportunidad manifiesta de gol.

Pasaban los minutos y el mediocampismo seguía siendo el claro protagonista del encuentro. La falta de ideas en la zona de creación de ambos conjuntos pasó factura al espectáculo que los espectadores vieron sobre el verde, que se mantenía de nula vistosidad. Los zagueros, para la tranquilidad de ambos técnicos encerraban a los atacantes en una encrucijada difícil de superar, a la espera de revulsivos.

Pasada la primera media hora de partido, el Espeleño se activó y empezó a generar peligro sobre la portería defendida por Zamora. Los visitantes sufrirían un acoso y derribo importante en los últimos 15 minutos de la primera mitad del que recibirían un gol en el peor momento posible. En el último minuto del primer tiempo, Guti no perdonó en un mano a mano con Zamora que esta vez no pudo hacer nada y los locales se avanzaban en el luminoso. Era un tanto muy importante para los de casa que se iban a los vestuarios con la alegría y tranquilidad de haber inaugurado el luminoso y que partían con ventaja de cara la segunda mitad.

Por su parte, el Xerez CD no se lo podía creer y ese gol psicológico les hizo más daño de lo que creían y esperaban que en la segunda parte pudieran reaccionar ante la superioridad rival.

En la segunda mitad, el Deportivo esperaba a que algunos de los revulsivos surgieran efecto y pudieran darle la vuelta al partido. El Espeleño continuaba teniendo el control del balón y era muy difícil quitarle. Además, los locales tenían el apoyo de la afición que se convertían en el jugador número 12 en los momentos más cruciales del choque.

En el minuto 60, Cristian tuvo la oportunidad de ampliar diferencias en el marcador con un disparo que se marchó muy cerca de la portería de Zamora. Dos minutos después, el Xerez también quería decir la suya y José Vega tuvo una de las oportunidades más claras de los visitantes pero el defensa Domingo repelió el chut. Cuando parecía que la contienda se había igualado y que el equipo de Juan Pedro tenía posibilidad de empatar, el suplente Paco Borrego, que hacía poco tiempo que acababa de entrar en el terreno de juego, tuvo la mala suerte de anotarse en propia puerta. El luminoso señalaba el 2-0 y pese a los intentos del Deportivo, ya no se movió hasta el pitido final.

Con la derrota, el Deportivo queda a cuatro puntos de la zona de descenso, que ahora marca Los Barrios, su próximo rival. Y al menos, los xerecistas mantienen a su favor el gol 'average' con el Espeleño, al que ganaron 4-1 en el Sánchez Portella de Torrecera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios