fútbol división de honor

Tamayo: "El ascenso será una justa recompensa al trabajo"

  • El ariete del XDFC defiende "la gran temporada del equipo, hemos dado la cara" y se queda "con el vestuario, es un lujo, el mejor en el que he estado"

El ariete Javi Tamayo está deseando de lograr el ascenso para que la afición disfrute tras la decepción de la pasada temporada. El ariete Javi Tamayo está deseando de lograr el ascenso para que la afición disfrute tras la decepción de la pasada temporada.

El ariete Javi Tamayo está deseando de lograr el ascenso para que la afición disfrute tras la decepción de la pasada temporada. / vanesa lobo

Javi Tamayo, ariete del XDFC, es uno de los ídolos de la afición azulina. Desde que la pasada temporada llegó a la entidad procedente del Guadalcacín, se metió a los aficionados en el bolsillo tanto por sus goles, 16 el pasado curso, como por su entrega sobre el terreno de juego. Sin embargo, una grave lesión de rodilla el pasado 9 de abril de 2017, Domingo de Ramos para más señas, le cortó su trayectoria. No volvió a jugar y el equipo echó en falta sus acierto rematador.

La entidad xerecista se encontraba entonces en pleno proceso electoral y todas las candidaturas lo tuvieron claro, su renovación era innegociable tardase el tiempo que tardase en operarse y en recuperarse.

Pasó por el Sevilla a primeros de julio, sus problemas de rodilla no resultaron tan graves y volvió a jugar en octubre. Le costó ganarse el puesto en el once titular porque partía con desventaja respecto a sus compañeros, que habían hecho la pretemporada al completo pero a base de goles se reivindicó. Ahora, vuelve a estar en un gran estado de forma, suma nueve dianas y espera sumar algunas más en el tramo decisivo de la competición.

El punta confiesa que "estar tanto tiempo sin jugar fue muy duro, hace ya casi un año que me lesioné y me ha costado muchísimo recuperarme y volver a sentirme futbolista. Al principio de Liga, entraba en el equipo pero no tenía continuidad como titular. Con el paso de las jornadas me fui sintiendo mejor y ahora me encuentro fenomenal, como todo el equipo. Cada gol que marcaba me daba vida, suponía para mí un chute de moral impresionante, y el apoyo de mis compañeros, de los técnicos y de Edu Villegas también fue muy importante. Somos un equipo".

Ahora, el ascenso está a la vuelta de la esquina y "es complicado no hacer cuentas, aunque tenemos los pies en el suelo y hay que ser cautos. El equipo está arriba desde el principio de la competición, todo nos ha salido bien y el premio de ascenso será la recompensa a nuestro trabajo y al del míster, que nos ha inculcado los conceptos necesarios para ganar. Como cualquier equipo, pasamos nuestros momentos malos pero nos supimos levantar".

La fecha del partido frente al Conil en Chapín dentro de dos semanas está marcada en rojo. Para 'El Chispa', también: "Como he comentado antes, tenemos que ir partido a partido pero si sacamos adelante el encuentro ante el Pozoblanco y les ganamos a ellos en casa casi lo tendremos hecho, sería bonito ascender en casa, ante los nuestros. Subir a Tercera no es fácil aunque lo parezca".

La temporada del Xerez DFC está siendo sobresaliente a todos los niveles y él se queda "con el vestuario. Es impresionante, hemos formado una piña entre todos y casi puedo decir que es el mejor vestuario en el que he estado nunca. Los buenos resultados ayudan bastante pero es que el ambiente es impresionante, somos una familia, nos lo pasamos en grande".

Por último, Javi Tamayo no se olvida nunca de la afición, por la que siente "un gran respeto" y le pide "una ayudita extra. Siempre está ahí, pero es fundamental para nosotros que nos apoye en este tramo final de la temporada. Tiene que animarse, acudir al campo y disfrutar de lo que está consiguiendo el equipo, que no es fácil aunque lo parezca. Fácil lo hemos hecho nosotros con nuestro trabajo, ahí está lo que sucedió el año pasado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios