Xerez DFC-Cádiz B

La pegada se impone al toque (1-0)

  • El Xerez DFC tumba con sufrimiento a un Cádiz B que exhibe en Chapín los motivos por los que es el líder de la categoría

  • Los azulinos, quintos, se mantienen a cuatro puntos del tercero

Comentarios 1

Emoción, intensidad, buen fútbol, excelente ambiente y un solo gol. El derbi entre Xerez Deportivo FC y Cádiz B no defraudó, respondió a las expectativas y, además, los tres puntos se quedaron en Jerez. Más no se puede pedir. Hablar de justicia o injusticia en el fútbol ni vale ni consuela. El filial demostró en el Municipal los motivos por los que es el líder destacado de la categoría y ofreció su mejor versión con un nivel altísimo en todas las facetas pero perdonó. El cuadro de Juan Antonio tiró de experiencia, de casta, de orgullo y de eficacia. Además, volvió a encontrar en Edu Villegas (y van...) a su salvador con un par de intervenciones prodigiosas, de esas imposibles. Pejiño a buen seguro que sueña con él más de una noche.

El cuadro azulino debía ganar para liberar la presión, los miedos y ofrecer a su afición una alegría en casa después del duro revés de Lora. Lo logró con una victoria de prestigio y se dio un baño de autoestima que necesitaba como el respirar. Venció al filial amarillo por la mínima gracias a un tanto de Guille (37'), escala un puesto en la tabla pero se queda a los mismos cuatro puntos del ascenso. El Ciudad de Lucena venció y el Estrella San Agustín, su próximo rival, también.

De todos modos, lo más importante es el subidón anímico que le permite a este equipo con dos caras una victoria frente al primer clasificado, que en el Municipal firmó su quinta derrota de la temporada, la cuarta fuera.

Juan Antonio no lo tenía fácil antes del partido ni por el rival ni por la situación ni por los problemas en defensa debido a las bajas de última hora. Con Antonio fuera de combate por molestias musculares y Borja Perea también por culpa de un balonazo que recibió en un ojo en el entrenamiento del viernes, Padilla tuvo que ocupar el lateral derecho, Adri Domínguez pasó al centro de la zaga junto a Joaqui y Álvaro Ramírez se colocó en el lateral izquierdo. Sin Cuenca y el alta de Copero tras cumplir su sanción, la banda derecha fue para Caballero y el centrocampista volvió junto a Orihuela y Barba.

El Cádiz B entró como un tiro al partido y no tardó en avisar mostrando las armas que mejor explota. Toque, velocidad y calidad por banda y por dentro. A los cuatro minutos, una internada de Paco Olano, excesivamente individualista durante toda la tarde, obligó a Edu Villegas a salir para despejar un remate de Legupín.

Los azulinos se acercaron al portal de Adrián con cierto peligro a los doce minutos, con un tiro de Copero que rechazó la defensa y con el posterior remate de Orihuela que se marchó fuera. Pejiño, un puñal por su banda, dejó sentados a dos defensas xerecistas y tras lograr centrar, Vallejo reclamó penalti por un agarrón (19').

El encuentro era emocionante y eléctrico y el Xerez DFC, a arrreones y aprovechando su mayor experiencia y la inseguridad del central Sergio, lo intentaba más con corazón que con acierto.

El filial, a balón parado, también estuvo a punto de marcar con una falta en la frontal del área (24') botada por Vallejo que se marchó rozando la escuadra izquierda del portal de Villegas.

Caballero, tras recibir un balón de Guille, le pegó fuerte y abajo y el meta Adrián tuvo que sacar el pie con reflejos y velocidad para mandar el balón a saque de esquina. Fue el primer aviso serio de los locales (29'). En la siguiente oportunidad, el XDFC no falló. En una buena acción de ataque, ante un rival abierto y empeñado en meterse conduciendo el balón hasta la cocina, se abrió la lata y se desbordó la alegría en Chapín. Un buen centro de Álvaro Ramírez lo remató Guille y Adrián lo sacó desde dentro. Por si había alguna duda, Copero, con la caña preparada, lo empujó dentro. Era el minuto 37 de partido.

Con 1-0 y el equipo recuperando sensaciones terminó un primer tiempo en el que el conjunto de Mere mandó del mismo modo que perdonó. La pegada decantaba la balanza a favor de los xerecistas. La tensión también se apoderaba de unos y otros cuando el árbitro pitó el final de los primeros cuarenta y cinco minutos. Varios jugadores amarillos y Edu Villegas se enzarzaron en una discusión que terminó con el portero encarándose con el delegado visitante delante del colegiado cuando se disponía a acceder a vestuarios.

No tocó nada Juan Antonio tras el intermedio y su equipo salió con un punto más de agresividad. Guille lo intentó (46') con un disparo desde la frontal que se le marchó alto. Sin embargo, el técnico isleño no tardó en sacar del campo al goleador para retocar su línea más adelantada (53'). Javi Tamayo recuperó su posición natural para que Biri ocupase la banda derecha y Caballero la izquierda.

El Cádiz B no se achicaba y en el 56', Edu Villegas se tuvo que lucir con una doble intervención ante Pejiño, la segunda ya desde el suelo después de que el extremo recogiese el rechace del primer disparo. En el 83', Villegas otra vez salvó los muebles con un paradón tras remate de Pejiño, que vio el balón dentro y le pegó al muñeco.

En el 88, Javi Tamayo, después de una escapada por la banda, tuvo la sentencia pero quiso ser generoso y pasarle el balón a Goma, que no llegó por centímetros. Con seis minutos de descuento, la tensión y los nervios fueron los protagonistas. Chapín empujaba a su equipo, que aún en el descuento tuvo que sufrir cuando Joaqui sacó un balón que se colaba tras una acción en la que Villegas no midió bien su salto. Tres puntos de otro y alegría, mucha alegría...

más noticias de XEREZ DFC Ir a la sección Xerez DFC »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios