Crisis del coronavirus

Agricultores y ganaderos, trabajo estratégico ante el Covid-19

  • Aseguran que la producción de alimentos sanos, seguros y de calidad está garantizada. El Real Decreto que declara el Estado de Alarma así lo reconoce en su artículo 15

Agricultores recogiendo el espárrago verde. Agricultores recogiendo el espárrago verde.

Agricultores recogiendo el espárrago verde.

En los difíciles momentos que vivimos por la pandemia del coronavirus Covid-19 los agricultores y ganaderos no han dudado en dejar sus movilizaciones, antes de fuera un imperativo, y ponerse al frente de la lucha, lanzando un mensaje de calma a la población, a la que aseguran que no les faltarán los alimentos que ellos producen. También los veterinarios seguirán al pie de las explotaciones, como ha garantizado el Consejo Superior de Colegios de Veterinarios.

En ambos casos el Real Decreto por el que se declara el Estado de Alarma, publicado el pasado sábado en el BOE, responde al sector agrario. Primero, en su artículo 15 garantiza el funcionamiento de los servicios de los centros de producción y dice textualmente “permitiendo la distribución de alimentos desde el origen hasta los establecimientos comerciales de venta al consumidor, incluyendo almacenes, centros logísticos y mercados en destino. En particular, cuando resultara necesario por razones de seguridad, se podrá acordar el acompañamiento de los vehículos que realicen el transporte de los bienes mencionados”.

Asaja Nacional ha destacado el importante papel de quienes no cesan en la producción de alimentos de calidad para toda la sociedad: los agricultores y ganaderos, al tiempo que ha lanzado un mensaje de agradecimiento “a todos los colectivos que hacen posible la llegada de alimentos a los ciudadanos”.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de Andalucía quiere tranquilizar a los ciudadanos y manifiesta que el abastecimiento de productos que provienen del campo está garantizado, “gracias al compromiso de los hombres y mujeres del medio rural con la sociedad española, a la hora de suministrar alimentos de calidad, sanos y seguros”.

Destaca que, a consecuencia de la irrupción de la crisis sanitaria, “se pone de manifiesto la importancia estratégica del sector agrario, lo que agricultores y ganaderos vienen reivindicando desde hace décadas, con más fuerza en los últimos meses, cuando la situación de ruina del sector y el desmantelamiento intencionado de nuestro tejido productivo ha propiciado un proceso de movilizaciones bajo la bandera “#AgricultoresAlLímite”, en unidad de acción con todas las organizaciones, tanto en Andalucía como en todo el territorio nacional.

Los veterinarios seguirán atendiendo a las explotaciones y con los saneamientos

Las movilizaciones fueron aplazadas antes de que las autoridades tomaras las medidas decretando los estados de Emergencia y Alarma, “en un acto de responsabilidad con la sociedad y con el propio sector, evitando así todas las concentraciones masivas que puedan afectar a la salud de las personas”.

La organización agraria entiende que “con la crisis del coronavirus queda aún más en evidencia la necesidad de mantener un modelo social de agricultura, basado en el carácter social, la eficiencia y sostenibilidad de la actividad agraria, que conforman los hombres y mujeres del campo que trabajan directa y personalmente en sus fincas y granjas y que viven de su actividad, con la finalidad de producir alimentos sanos y seguros para la población”. “Un modelo -añade- que genera empleo y economía real en el territorio que más lo necesita, el medio rural”.

Control estratégico

Consideran que “no es admisible dejar que la UE, junto con los gobiernos, depositen las decisiones sobre la agricultura y la alimentación en manos de las grandes transnacionales que actúan y dominan los mercados internacionales con el único objetivo de especular y lucrarse; por ello , los ciudadanos no pueden perder la soberanía alimentaria”.

También Cooperativas Agro-alimentarias de España explica que las más de 3.000 cooperativas agroalimentarias repartidas por todo el territorio nacional continúan con su actividad para garantizar el abastecimiento de alimentos. Cooperativas Agro-alimentarias de España ha enviado un mensaje de tranquilidad a la sociedad, ante la actual crisis del Covid-19, y dice “que los productores y productoras de este país continúan trabajando con normalidad, produciendo como siempre, alimentos sanos y seguros”.

Profesionales vacunando al rebaño. Profesionales vacunando al rebaño.

Profesionales vacunando al rebaño.

“Las cooperativas no sólo son empresas que compiten en el mercado y ayudan a que los agricultores y ganaderos accedan al mismo en mejores condiciones, permitiendo obtener valor añadido de la cadena; sino que aportan una serie de bienes públicos fundamentales para las poblaciones de las zonas rurales, dando servicios y trabajando por la sostenibilidad económica, social y medioambiental”, agrega la organización.

También Landaluz, Asociación Empresarial Alimentos de Andalucía, como representante del 70% del sector agroalimentario andaluz y eslabón institucional clave para dicho sector, se ha sumado al resto de organizaciones agrarias para “transmitir un mensaje de tranquilidad y calma a todo el sector, así como al consumidor final”.

La tramitación de las ayudas de la PAC queda sujeta a la suspensión de plazos administrativos

“Ante el alarmismo y los bulos generados sobre un posible desabastecimiento de alimentos y productos de primera necesidad en la distribución andaluza como consecuencia de los efectos del coronavirus, Landaluz quiere transmitir a los ciudadanos un mensaje de tranquilidad y calma, asegurando que las empresas andaluzas aseguran el abastecimiento gracias a la estructura de la producción alimentaria en Andalucía, que trabaja con eficiencia y dedicación”.

Aumento de la demanda

Agregan que “no es la primera vez que productores y cadenas de distribución, así como todo el sector agroalimentario, se enfrenta a situaciones de este calado, habiendo superado de forma positiva los pasados acontecimientos, siempre desde la responsabilidad, la calma y el buen hacer de nuestras empresas, colaboradores y entidades públicas”.

Advierten que “excepcionalmente, como en cualquier caso similar, es normal notar una demanda mayor de lo habitual en productos de higiene personal, así como productos no perecederos”. “El sector agroalimentario andaluz es uno de los más eficientes y modernos de Europa y está tomando las medidas para poder atender este pico de demanda por parte de los consumidores”, explica Landaluz.

Landaluz destaca la estructura de la producción alimentaria de Andalucía

En paralelo con esta disposición a ponerse al frente de la lucha contra el coronavirus Covid-19 como garantes de la producción alimentaria, agricultores y ganaderos reclaman ciertas medidas debido a lo excepcional de la situación.Así, la COAG Andalucía ha solicitado a la consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, una ampliación de plazo para que los agricultores presenten la Solicitud Única de ayudas de la PAC.

El Real Decreto que declara el Estado de Alarma también da respuesta a esta cuestión en su Disposición adicional tercera referida a la “Suspensión de plazos administrativos”, en la que se dice que “se suspenden términos y se interrumpen los plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del sector público”.

“El cómputo de los plazos -agrega- se reanudará en el momento en que pierda vigencia el presente real decreto o, en su caso, las prórrogas del mismo”. En su apartado 2 concreta que “la suspensión de términos y la interrupción de plazos se aplicará a todo el sector público definido en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas”.

Respuesta de los veterinarios

El Consejo Andaluz de Colegios de Veterinarios también tranquiliza al sector y a la población y explica que “tratándose de una situación de alerta sanitaria, parece que lo razonable es que, por razones de necesidad, los profesionales sanitarios sin excepción, continúen en el ejercicio de su actividad; primero, como se desprende de dichos preceptos, para prestar la debida atención sanitaria que la propia situación de alerta exige, y segundo, para adoptar las debidas medidas de seguridad alimentaria ante la prioridad establecida por el artículo 16º de garantizar el suministro alimentario”.

Por ello agrega que los profesionales veterinarios, cualquiera que sea el sector de actividad de que se trate, tanto clínica de pequeños animales, como los veterinarios de animales de producción y de équidos , “deben atender durante este estado de alarma los casos de urgencias en todas las especies animales, así como proveer de alimentación especial a mascotas, teniendo en cuenta la directa implicación que estas actividades tienen con la salud pública y la seguridad alimentaria”.

En lo concerniente a los saneamientos ganaderos, podrán seguir efectuándose si así lo estima el veterinario responsable, “pero deberán ser reordenados por su prioridad y espaciados de forma que se evite en lo posible la aglomeración de personal de la explotación y de personal veterinario, tanto para el manejo de los animales, como para las actuaciones clínicas o sanitarias propiamente dichas”.

Señala que para estos saneamientos ganaderos, se establecerá contacto previo con los responsables de los laboratorios de destino de las muestras recogidas, “para poder organizar la remisión de dichas muestras, en función de las capacidades de análisis de las mismas, por parte de los laboratorios que, por las razones obvias del Estado de Alarma, estarán seguramente mermadas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios