Entrevista a la CEO de Naranjas La Motilla

Maribel Jiménez: “Hay que poner en valor nuestra seguridad alimentaria”

  • Jiménez advierte al consumidor que lo más saludable es comer fruta de temporada. Reclama ayudas para incorporar nuevas tecnologías

Maribel Jiménez, en el campo, entre los naranjos. Maribel Jiménez, en el campo, entre los naranjos.

Maribel Jiménez, en el campo, entre los naranjos.

Es una empresa familiar dedicada al cultivo de cítricos desde 1902 y ello no le resta frescura; Naranjas La Motilla está en vanguardia, tanto en comercialización, abriéndose camino en la venta directa on line que cuidan con esmero; como en cultivos, pues ahora están a punto de recoger sus cosechas de caviar de cítrico verde y rojo y de mano de buda. Su directora general nos cuenta los detalles de la empresa, la actualidad del sector y sus proyectos de futuro.

–¿Cómo va la campaña y cómo están evolucionando los precios?

–La campaña de este año se caracteriza sobre todo por un claro descenso de la producción, un 20% aproximadamente. Ya ha ocurrido en otras campañas como en la 2017/2018, que a menor oferta, mejores precios, aunque hay que recordar otras fuentes de producciones que compiten con nuestras naranjas, como son Marruecos, Turquía, Egipto y sobre todo Sudáfrica. Los precios en las variedades tempranas han sido buenos en general y se espera que se mantengan o suban en variedades tardías.

–Este año no se ha repetido el conflicto del año pasado, cuando los precios en origen cayeron tanto ¿no?

–No, este año los precios han sido estables debido a que ha habido menos producción frente al año pasado, cuando sí hubo buenas producciones en todas las variedades.

–El sector denuncia la competencia de productos de terceros países a los que no se les exigen las mismas garantías que a la producción española. ¿Tiene remedio esta situación?

–Nuestros cítricos tienen una gran calidad. Hay que poner en valor el alto nivel de exigencia de nuestra legislación agroambiental y de nuestras garantías en materias de seguridad alimentaria, reflejada en la certificación Global GAP, en Naranjas La Motilla, estamos certificados y de ahí nuestra gran calidad. Esta certificación no la poseen muchas explotaciones y los cítricos de terceros países no tienen estas garantías por lo que se debería informar por parte de las administraciones a embolsadores y supermercados de estos factores que afectan al consumidor.

–Este año la Junta ha realizado una campaña para promocionar el consumo nacional ¿está cayendo?

–Sí, ya que las grandes superficies traen fruta de otros países, principalmente del sur de América, olvidándose de que lo más sano y saludable es comer fruta de temporada, existe tanta oferta y tan variada que el consumidor ya no sabe cuando es la temporada por ejemplo del cítrico.

–¿Qué pueden hacer las administraciones para apoyar al sector?

–Sobre todo, deben existir ayudas o medios para incorporar tecnología a las explotaciones. Pretendemos ser competitivos con sistemas de producción arcaicos. Se debería adaptar las estructuras a las necesidades actuales, así como adecuar la oferta a la demanda si no queremos seguir la senda de precios bajos. La Administración debería tener mano dura y hacer cumplir la legislación en cuanto al uso de plaguicidas que sí se usan en terceros países y no están autorizados en nuestros mercados.

–¿Cuál es el origen de La Motilla?

–El origen de Naranjas La Motilla es querer ofrecer al consumidor productos de primera calidad y directamente del campo al domicilio de cada persona, no solo queremos vender la producción a los mayoristas. En naranjaslamotilla.com ponemos a disposición de las familias las mejores naranjas, sin pasar por cámaras frigoríficas que aceleran su maduración, sin cepillar, sin encerar, sin abrillantar… Ofrecemos naranjas recién cogidas y en 24 horas están en tu casa.

"Vamos a recoger próximamente frutos del caviar cítrico verde y rojo y también de mano de buda”

–¿Qué ventajas e inconvenientes tiene ser una empresa familiar?

–Las ventajas que yo veo son varias, por ejemplo, tener una cultura propia mejor definida, una mayor orientación al largo plazo, la pasión de la familia por la misión de la empresa y su continuidad y una muy importante orgullo familiar; estar orgulloso de la familia a la que perteneces es muy importante para que todo fluya con armonía. Las desventajas podrían ser: la posible incompetencia de algunos integrantes de la familia, en la mayoría de los casos, la perpetuidad del fundador; también una mayor tendencia a la autofinanciación y un menor acceso a las fuentes de financiación, además de lo complicado que se hace atraer y mantener buenos directivos no familiares.

–El grueso de su producción es la naranja, pero también tienen otros productos, ¿qué porcentaje producen de cada uno de ellos?

–Pues el 20% es de mandarinas, un 5% de pomelo blanco, otro 5% de pomelo rosa, un 5% de limón, un 1% Kumquat y otro 1% de Calamondín, un cítrico exótico. Es una minimandarina muy utilizada en la repostería cuando el fruto está maduro y en la perfumería cuando está aún verde. Su piel es un gran potenciador del sabor y es muy utilizada también para aderezar las ensaladas.

–¿Van a añadir nuevos productos o variedades?

–Sí, esperamos tener nuestra primera cosecha de caviar cítrico y mano de buda la próxima temporada, si el tiempo no lo impide; no es común verlos en nuestro entorno, nosotros hemos decidido apostar por ellos porque estamos teniendo demanda internacional de particulares y restaurantes. Son productos utilizados principalmente en la alta cocina.

–¿Qué papel juega la investigación en el sector citrícola?

–Muy importante, ya que a lo largo de los años se han ido obteniendo variedades que son más fáciles de comer, sin pepitas, con la cáscara más fina. Entre otras cosas, se investiga para obtener variedades que tengan mayor producción.

–¿A qué mercados va su producción?

–Nuestra producción vendida por internet va al mercado nacional e internacional, es decir, cualquier particular o restaurante puede comprar nuestros productos directamente sin intermediarios, esté en la Península o en la zona euro, por ejemplo, Bélgica, Holanda, Francia o Alemania.

"Ofrecenos al consumidor productos de primera calidad y directamente desde el campo al domicilio”

–¿Cómo le va la venta on line?

–La venta online va lenta, pero cada vez es más demanda, por diversas razones, la comodidad, la calidad de nuestros productos, el trato personalizado que damos al cliente, a pesar de los estereotipos que hay creados en relación con la frialdad de la red. El porcentaje de venta por internet es del 2%.

–Han abierto un canal de distribución específico con la venta para regalos, ¿cómo les está funcionando?

–Ha tenido muy buena repercusión, ya que a la mayoría de las personas o empresas que regalan, no saben ya que regalar y la oportunidad de enviar como regalo directamente al domicilio una caja de naranjas y mandarinas, pomelos con limones o cualquier otra combinación que se nos ocurra es muy bienvenida; es sana, cómoda y asequible.

–Parece que ahora éste es su producto estrella...

–Haría hincapié en el esmero y cuidado que le damos a las naranjas que vendemos por internet; son naranjas escogidas de las mejores partes del árbol, es decir, de dentro del árbol ya que no están expuestas al sol, a la lluvia directamente. Además, se recoge del árbol cuando llega el pedido, no están pasadas por cámaras frigorífica, no están enceradas, ni abrillantadas, no están golpeadas, están tersas, con autentico sabor a naranja, naranja. Incluimos dedicatoria personalizada o el logo de la empresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios