Coronavirus Almería El 60% de la flota pesquera continuará faenando pese a la caída de precios

  • Los armadores del puerto de la capital se reúnen para analizar su situación y tomar una decisión

El muelle pesquero de la capital con el tránsito indispensable El muelle pesquero de la capital con el tránsito indispensable

El muelle pesquero de la capital con el tránsito indispensable / Diario de Almería

La afluencia de compradores a la lonja de Almería va cayendo con el paso de los días y los precios también se desploman, así en torno a un 70% los referentes al marisco y un 50% los correspondientes al pescado. Ante está situación el desarrollo de la actividad se está haciendo cuesta arriba. Por ello, los armadores de la capital se han reunido para evaluar el impacto en el sector de la crisis generada por el coronavirus y cada cual ha tomado su propia decisión, resultando que el 40% de la flota (de arrastre en este caso, puesto que la de cerco se encuentra en parada biológica) cesará las capturas, mientras el correspondiente 60% continuará faenando para garantizar el suministro de pescado.

Tal y como expone José María Gallart, gerente de la Asociación de Empresarios de la Pesca de Almería (Asopesca), diez barcos han decidido parar tanto por problemas económicos, ya que el precio del marisco está por los suelos y es su principal especie capturada por lo que deja de ser rentable su actividad pesquera, como sanitarios, porque en estas embarcaciones es muy complicado cumplir con las medidas de seguridad frente al Covid19. Los otros 14 barcos seguirán faenando para suministrar pescado a la sociedad. De este modo, "la actividad en la lonja continuará y se garantiza pescado en el mercado, pero habrá ir que analizando la situación día a día".

Diez de los 24 barcos de arrastre de la capital decide parar por causas sanitarias y económicas

Dado el momento de incertidumbre y el impacto generado en la pesca a causa de la pandemia, que ha repercutido en el turismo y en la hostelería provocando un punto de inflexión en la demanda de pescado fresco con el consecuente desplome de los precios, la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (FAAPE) ha remitido un escrito al Gobierno, al que también se han sumado los sectores pesqueros de Valencia y Cataluña. En él pide una serie de medidas necesarias para la supervivencia del sector, al igual que de otras actividades, así ayudas a tripulantes y armadores, según el baremos de paradas temporales de la FEMP (Fondo Europeo Marítimo de Pesca); la exoneración de las cuotas a la Seguridad Social y de las obligaciones fiscales y tributarias mientras perdure el estado de alarma, y la suspensión de los aplazamientos de los pagos de las deudas con la Seguridad Social, Hacienda y sanciones mientras persista esta situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios