Andalucía

Alonso asegura que el Estado ahorraría mil millones con la subasta de fármacos

  • El consejero de Salud afirma que el sistema mejoraría si el Gobierno lo aplicase en todo el país

"La mejor subasta de medicamentos sería la subasta nacional", afirmó ayer el consejero de Salud, Aquilino Alonso. En una comparecencia parlamentaria, Alonso destacó que el Tribunal Constitucional ha emitido "tres sentencias contundentes que han despejado cualquier duda jurídica sobre este procedimiento y desmontan, uno a uno, todos los argumentos en contra realizados por el Estado". Alonso lamentó que "ese posicionamiento del Estado en contra de los intereses públicos y a favor de los intereses económicos de la industria farmacéutica está impidiendo que el Sistema Nacional de Salud (SNS) logre unos beneficios económicos que podrían representar una disminución del gasto farmacéutico en más de 1.000 millones de euros anuales".

El titular de Salud demostró la "incongruencia" del Estado, que en la prestación farmacéutica hospitalaria "sí permite seleccionar aquellos preparados comerciales, de un mismo medicamento, que ofrezcan mejor precio". Esto da lugar, aseguró "a que el mismo medicamento de un determinado laboratorio, según el precio industrial pagado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS), puede llegar a ser un 23% más bajo [de media] si lo dispensan los servicios de farmacia de sus hospitales que si lo hace una oficina de farmacia".

A pesar de todo ello, "desde Andalucía seguimos ofreciendo nuestra experiencia y resultados para que el Estado cambie el modelo de prestación farmacéutica lesivo para la economía del Sistema Nacional de Salud, con el citado sobrecoste anual y sin beneficio alguno para los pacientes", enfatizó Alonso.

Durante su intervención en la comisión para hablar de las políticas de contratación de suministros de medicamentos por parte del SAS, el consejero informó de que la Junta destina 2.630 millones de euros para garantizar el acceso a los medicamentos de la población, tanto en oficinas de farmacia como en los servicios de farmacia de los hospitales públicos. Según detalló Alonso, en 2016 se prescribieron 167 millones de recetas a los ciudadanos andaluces, que han supuesto un gasto para el SAS de 1.789 millones de euros. En cuanto al consumo hospitalario, se han prescrito 116,9 millones de dosis unitarias de medicamentos, con un gasto para el SAS de 841 millones de euros. Así, en total, el gasto farmacéutico en 2016 fue de 2.630 millones de euros, de los que el 68% corresponde a las prescripciones a través de recetas y el 32% al consumo de adquisición hospitalaria, un 31,44% del presupuesto total del SAS.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios