DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Andalucía

La Junta asegura tener material para atender "tres semanas" el brote de coronavirus

Dos operarios descargan material sanitario en el almacén logístico de la Junta en el Puerto de Sevilla Dos operarios descargan material sanitario en el almacén logístico de la Junta en el Puerto de Sevilla

Dos operarios descargan material sanitario en el almacén logístico de la Junta en el Puerto de Sevilla / José Ángel García

Andalucía cuenta en sus almacenes actualmente con material de protección para afrontar una semana de epidemia de coronavirus, según el actual ritmo de expansión. La mayor parte de este material será distribuido desde el centro logístico que la Junta tiene en marcha en el Puerto de Sevilla, según explicó ayer Juan Marín en una visita a las instalaciones, donde seguirá llegando equipamiento en los próximos días. La previsión del vicepresidente del Gobierno andaluz es que haya material para poder afrontar las tres semanas próximas de epidemia, teniendo en cuenta las compras ya realizadas y las que se siguen haciendo.

Marín explicó que el lunes llegaron hasta 400.000 unidades de mascarillas, batas, viseras y pares de guantes. A lo largo de la jornada de ayer estaba prevista la llegada de otro millón de mascarillas que ya están en España tras recibirlas el lunes en el aeropuerto de Barajas. A ello hay que sumar tres millones de mascarillas que llegan "esta semana" y todo lo que siga adquiriendo el Gobierno andaluz o remita el Ejecutivo central.

Tres líneas de distribución

Desde este centro logístico, la Administración autonómica ha puesto en marcha hasta tres líneas de distribución. Una, la principal, se dedica al sistema sanitario, donde se libra la principal batalla contra el coronavirus. La segunda tiene como destino el personal que trabaja en residencias de mayores, convertido en uno de los focos de la infección y donde habitan personas de riesgo. La tercera se destina a los cuidadores de la ayuda a domicilio y otros trabajadores esenciales, como policías.

El vicepresidente de la Junta defendió la efectividad de las compras realizadas por la Junta y valoró positivamente el permiso del Gobierno para que las regiones adquieran su propio material, a pesar de las dificultades que presenta ahora el mercado en ámbitos como los equipamientos de protección sanitarios o las pruebas rápidas para detectar el coronavirus, donde los problemas se han reproducido tanto para el Ejecutivo central como para el Gobierno autonómico. Andalucía estuvo a punto de adquirir un paquete de test rápidos inexactos proporcionados por Bioeasy, la misma empresa que proporcionó al Ministerio de Sanidad 58.000 unidades que tuvieron que ser devueltas.

La Junta, tras anunciar la compra el pasado 24 de marzo, descartó la adquisición al comprobar su inefectividad. Andalucía no llegó a formalizar este pedido, por lo que están a la espera de recibir otros 30.000 test a otro proveedor ante el desabastecimiento. El número dos del Gobierno andaluz negó que se tratase del mismo proveedor que el Gobierno, Bioeasy, aunque luego fuentes de la Junta revelaron que sí, que se trataba de los mismos test. Marín explicó que la Consejería de Salud y Familias solicitó el adelanto de algunos de estos kits de pruebas rápidas para comprobar su efectividad y que fue entonces cuando se canceló el pedido. "Es material fundamental", dijo Marín, que mencionó a los laboratorios epidemiológicos del SAS para argumentar el rechazo de estos test. "No tenían la sensibilidad necesaria para dar resultados efectivos", zanjó.

Según avanzó el diario Ideal, la decisión de comprarlos se tomó el 24 de marzo, mismo día en que los expertos examinaron las pruebas y desaconsejaron su compra. Un día después, el 25 de marzo, la Junta decidió paralizar esta operación tras conocer la opinión de estos expertos y hacerse público un informe de una sociedad científica que alertaba de la baja sensibilidad de esos tests para la detección rápida en pacientes sanos. Bendodo anunció la compra de estos test el pasado martes, cuando también reclamó al Ejecutivo central que destinara a Andalucía 120.000 test rápidos adquiridos por la Administración central. El portavoz del Gobierno andaluz incidió en que la Junta "está redoblando esfuerzos" y ha salido "a los mercados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios