Andalucía

Andalucía confía en los test rápidos de antígenos para controlar la segunda ola

  • Salud adquiere un segundo millón de estas pruebas para cribados en zonas de alta incidencia, residencias e incluso el ámbito educativo

Jesús Aguirre, con una caja de los nuevos test rápidos de antígenos Jesús Aguirre, con una caja de los nuevos test rápidos de antígenos

Jesús Aguirre, con una caja de los nuevos test rápidos de antígenos / Salas / Efe

La Consejería de Salud ha adquirido otro millón de test rápidos de antígenos –que se suman al millón comprado la pasada semana y que ya está en uso– para intentar atajar la expansión de esta segunda oleada de Covid-19. Esta nueva prueba adquiere así importancia en la estrategia de la Junta para el control de la pandemia gracias a la velocidad a la que se obtienen los resultados –unos 15 minutos– y que permiten detectar una infección activa de la enfermedad.

Con este nuevo millón de test de la empresa Abbott, el departamento que dirige Jesús Aguirre comenzará hacer cribados en Lucena y Casariche, poblaciones donde la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 880 y 3.720 casos por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

Mientras se lleva a cabo este cribado no se prevén tomar medidas de restricción de movilidad, ha anunciado el titular de Salud en una entrevista en televisión. Según Aguirre, no existe “transmisión comunitaria” en ninguno de los casos, ya que el aumento de positivos tiene su origen en cuatro bodas. “Se ha hecho la trazabilidad perfectamente”, ha añadido el consejero del PP.

Según defiende la Consejería de Salud y Familias, este tipo de test “evitan la realización de una PCR” en caso de obtener resultado positivo dada su fiabilidad, que ronda el 100 % en los tres primeros días del inicio de los síntomas y del 90 % a partir del cuarto.

La muestra necesaria es exudado nasofaríngeo obtenido por un profesional sanitario y el método de análisis es la inmunocromatografía, similar a los test rápidos de anticuerpos, que permite obtener resultados en 15 minutos y no requiere instrumentos de lectura, por lo que se puede realizar fuera del laboratorio.

El consejero subraya que Andalucía “lidera la utilización de estos nuevos test de antígenos que cuentan con el aval del Ministerio y que se consideran como prueba válida para la detección de la infección activa, tal y como viene ocurriendo con las técnicas PCR”.

Es cierto que, con Madrid, Andalucía es la autonomía que se ha lanzado con mayor celeridad a por estos test, aunque hay dudas sobre si su uso está indicado para estos cribados en asintomáticos. Un informe de la OMS pone en duda su utilidad para pacientes sin síntomas y lo recomienda para enfermos y sus casos estrechos, pero el propio Fernando Simón se mostró partidario de utilizar estas pruebas en cribados.

La administración autonómica utilizará los test de antígenos para buscar posibles contagios en zonas con alta incidencia, pero también en la quinta vuelta de las pruebas que se realiza en las residencias de mayores, así como en trabajadores sociosanitarios, puntos de Autocovid, ámbito escolar, trabajadores temporeros e inmigrantes.

El Gobierno andaluz mantiene una estrategia bifronte en la que admite su preocupación por el aumento de los contagios, pero recuerda que la situación no es tan complicada en la comunidad como en otras zonas del país. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha defendido este miércoles que la región “está lejos” de las peores cifras de la primera oleada de la pandemia, “pero como la clave de la buena gestión ha sido la anticipación, se ha puesto en marcha el Plan 3.000, que significa que Andalucía está preparada en el caso de que se tenga 3.000 ingresos”. “Confiamos en no llegar y que los próximos días sirva para aplanar la curva de contagios, pero hay que estar preparados”, ha zanjado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios