Andalucía

La Audiencia ratifica la imputación de Rivas por las sobrecomisiones de los ERE

  • Rechaza el recurso del ex delegado de Empleo en Sevilla, que negó su papel en la gestión de pólizas.

Antonio Rivas posa en el despacho de su abogado. Antonio Rivas  posa en el  despacho de  su abogado.

Antonio Rivas posa en el despacho de su abogado. / Belén Vargas

La Audiencia Provincial de Sevilla ha confirmado la imputación del ex delegado de Empleo en Sevilla Antonio Rivas en la pieza separada por las sobrecomisiones pagadas en las pólizas de prejubilaciones de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares, que acumula cerca de 40 personas investigadas. La Sección Séptima de la Audiencia rechazó finalmente el recurso en el que el ex alto cargo de la Junta negaba cualquier "participación en la tramitación de pólizas para el pago de las ayudas sociolaborales y a empresas", solicitando por ello el archivo.

La Audiencia de Sevilla señala que, en auto de 9 de noviembre de 2016, el Juzgado apuntaba que, como delegado provincial de Empleo entre el 18 de mayo de 2004 y el 20 de abril de 2010, Rivas "consintió y favoreció el desarrollo de ERE, en los que se empleaban entidades intermediarias a sabiendas de la percepción de sobrecomisiones, como contrapartida a la inclusión de intrusos y a la ausencia de un trámite ordinario en la concesión de ayudas". De hecho, el tribunal recuerda que Rivas "fue imputado por su presunta participación delictiva en la tramitación y ejecución de ERE con planes de prejubilación anticipada mediante pólizas de renta colectiva de algunas empresas imponiendo la inclusión de personas que no habían trabajado en ellas".

Para el tribunal "es razonable que se vincule su presunta ilegal actuación también con el entramado que degeneró en el pago de tales sobrecomisiones, de suerte que la investigación de tal vinculación, y su eventual nueva declaración -en particular, como imputado o investigado- se revela como necesaria en el momento inicial de la pieza separada, sin perjuicio, como es obvio, que depare en el ulterior desarrollo de la investigación", argumenta la Audiencia.

Subraya el tribunal que "la solidez de esos indicios no tiene por qué ser tan severa como la exigible a la decisión de proseguir el procedimiento adelante contra quien resulte formalmente imputado hasta, en su caso, formularse acusación contra el mismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios