Caso Laura Luelmo Bernardo Montoya pide perdón a la familia de Laura antes de ingresar en prisión

  • El autor confeso del asesinato entra a las 3:00 en la Enfermería de la penitenciaría de Huelva

  • Llegó al penal desafiante y exigiendo mantas a los funcionarios

Bernardo Montoya presta declaración ante la juez de Valverde

Cinco horas duró la comparecencia del autor confeso de la muerte violenta de la zamorana Laura Luelmo, Bernardo Montoya, ante la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino en la noche de este viernes. El exconvicto corteganés entraba a la sede judicial a las 19:50 y no acabó su declaración hasta las 01:00. Luego esperó junto con su nuevo abogado la decisión de la jueza. Las acusaciones pidieron su inmediato ingreso en prisión; su defensa, la libertad. La instructora decidió finalmente decretar el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el investigado, al que le atribuye inicialmente los delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual.

La jueza consideró necesaria la medida de prisión por la gravedad de los delitos, la posibilidad de que elimine pruebas y por riesgo de fuga, con el fin de "evitar el riesgo de que cometa otros hechos delictivos de la misma gravedad que los ahora causados", consta en el auto dado a conocer por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía a través de un comunicado.

"Pido disculpas a la familia, lo siento"

Cuando Montoya ha abandonado los juzgados valverdeños más allá de las 02:30, le esperaban varios vehículos de la Guardia Civil con los rotores puestos, tiñiendo de azul la escena. Varios vecinos, ubicados en un balcón cercano al acceso a la sede judicial, le han hablado desde las alturas. "Montoya, Montoya", lo llamaron. Y él les ha devuelto la mirada y ha abierto la boca para decir que "pido disculpas a la familia, lo siento". Una ciudadana le ha espetado entonces que "por qué lo has hecho, ya el perdón es tarde".

Aislado en la enfermería de La Ribera

Bernardo Montoya ha ingresado en la penitenciaría de Huelva a las 03:00 de esta madrugada. Según las fuentes consultadas por Huelva Información, llegó al penal en buen estado pero con actitud "desafiante", clavando sus ojos en los de los funcionarios y exigiendo que le dieran unas mantas para paliar el frío de la noche.Se encuentra recluido en un área aislada de la Enfermería, donde lo acompaña un interno de apoyo que vigila de cerca todos sus movimientos. Llevará allí un régimen de vida "restringido", con una hora de patio limitada para estar en contacto lo mínimo posible con el resto de la población reclusa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios