Andalucía

Ciudadanos presidirá la comisión de los cursos con el beneplácito del PSOE

  • La investigación del presunto fraude en las ayudas de formación para el empleo comenzará el próximo día 20. La formación naranja no especifica si solicitará la comparecencia de Susana Díaz.

Nada se salió del guión ayer en el Parlamento. Sobre la una y media de la tarde comenzó la sesión constitutiva de la comisión de investigación del presunto fraude de las ayudas a los cursos de formación otorgadas por la Consejería de Empleo de la Junta desde 2002. Cinco minutos después, el presidente de la Cámara, Juan Pablo Durán, anunció el nombre lleva semanas sonando en los pasillos del antiguo Hospital de las Cinco Llagas. Julio Díaz, diputado de Ciudadanos por Huelva y representante del partido naranja en la Mesa de la Cámara, será quien presida el órgano gracias a los apoyos de su formación y el PSOE.

El voto ponderado que rige la comisión permitió la reedición del pacto de investidura de Susana Díaz para poner al frente de la investigación al parlamentario de Ciudadanos en detrimento de la propuesta de Podemos, que pretendía que Begoña Gutiérrez fuera la presidenta. Tampoco salió adelante la iniciativa del PP, que presentó a Teresa Ruiz-Sillero como la representante popular de un modelo rotatorio compartido con el resto de grupos.

Ante el secretismo de Juan Pablo Durán, que no quiso dar más detalles a su salida de la comisión, fueron los representantes de Izquierda Unida -Elena Cortés y José Antonio Castro- quienes revelaron los procesos de votación. También explicaron que los grupos cuentan con once días desde hoy para presentar una lista de comparecientes y otros detalles organizativos. El 20 de octubre, los diez miembros del organismo volverán a reunirse para acordar el plan de trabajo y será entonces cuando eche a andar la décima comisión de investigación del Parlamento andaluz en sus 33 años de existencia.

Ahora comienza el trabajo interno de los grupos para decidir a quién llamarán a declarar en las sesiones y hay un nombre que destaca por encima de los demás: el de Susana Díaz. El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, rechazó el miércoles esta posibilidad porque, a su juicio,   en los años que se van a investigar "no tenía" responsabilidad de gobierno. Jiménez se basa en que la última convocatoria de cursos de formación se produjo en 2011, antes de que Díaz entrase en el último Ejecutivo de José Antonio Griñán como consejera de la Presidencia.

Sin embargo, la propuesta de investigación apoyada por el PSOE y presentada por Ciudadanos establece que las indagaciones se remontan desde 2002 a la actualidad. La convocatoria de cursos de 2011 no finalizó hasta el 31 de diciembre de 2014, con Díaz en el Gobierno.

El presidente Ciudadanos, Albert Rivera, dio por hecho a mediados de septiembre que la líder socialista declararía en la comisión, pero Julio Díaz no confirmó ayer que su partido vaya a solicitar la declaración de la presidenta de la Junta: "Comparecerán los que aporten luz, pero Rivera no se precipita nunca y siempre es muy contundente en lo que dice".

Las críticas no se hicieron esperar por parte de los grupos que rechazaron el liderazgo de Julio Díaz en la comisión de investigación. PP, Podemos e IU incidieron en que la coincidencia de PSOE y Ciudadanos en la votación de ayer es "una constatación del acuerdo" entre ambos partidos, dijo Elena Cortés.

Por su parte, el segundo representante de Podemos en la comisión, Juan Moreno Yagüe, desveló que, en su opinión, Julio Díaz "ha empleado tiempos verbales que dejan claro que ya lo tenía asumido [el nombramiento] desde hace tiempo".

Carlos Rojas, portavoz parlamentario del PP y también miembro de la comisión, fue quien recordó que el recién elegido presidente "ha sido mucho tiempo concejal socialista", por lo que instó a Albert Rivera a que "explique lo que pasa con Ciudadanos en Andalucía". Rojas fue más allá y aseguró que será el PSOE quien tome las decisiones en la investigación de los cursos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios