Andalucía

Díaz llama a "pasar la página" del enfrentamiento interno

  • La presidenta se rodea en Camas del PSOE más clásico: educación, sanidad y muchas victorias electorales

  • Insiste en defender el legado de González y Rodríguez Zapatero

Susana Díaz, en un momento de su mitin ayer en Camas. Susana Díaz, en un momento de su mitin ayer en Camas.

Susana Díaz, en un momento de su mitin ayer en Camas. / josé manuel vidal / efe

Comentarios 1

El campo era el propio: Camas, Aljarafe sevillano, cien por cien Susana, cien por cien PSOE. Como sostiene el lema de su campaña. "Sin aditivos, pero con colorante", añadió Ángela López, edil de Villanueva del Ariscal. Más de medio millar de personas constituyeron ayer el grupo de apoyo en esta comarca a Susana Díaz, en su carrera a las primarias a la Secretaría General del PSOE; uno más, pero en un territorio de ésos que, en efecto, han sido cien por cien de este partido.

Al menos desde la Transición. Junto a Jaén, Sevilla es la provincia donde el PSOE ha obtenido siempre los mejores resultados electorales, y a eso es a lo que está apelando Díaz desde el inicio de su campaña. Su discurso de Camas fue de corte clásico, tanto en el fondo como en las formas, porque, con el tiempo, ha logrado ser la mejor mitinera conocida de su partido. De la escuela sevillana. Sabe hacer navegar sus frases por encima de los aplausos: cuanto más fuerte alce la voz, más sonarán las palmas. Ese máster ya lo tiene hecho. Sus temas, el fondo del discurso, son tres, la trilogía clásica de la socialdemocracia: educación, sanidad y dependencia. Por ese carril difícilmente podrá perder las primarias para ser la secretaria general, pero tiene un inconveniente: el ruido, el eco del Comité Federal donde se destituyó a Pedro Sánchez y la abstención a Rajoy.

Por eso, y en el mismo día en que se conoció una dura conversación del diputado malagueño Miguel Ángel Heredia, Díaz comenzó su discurso apelando a la fraternidad entre militantes. "Si de verdad queréis que sea la primera secretaria general de este partido, os pido que habléis bien de todos los compañeros, estén con quien estén. No quiero ser la secretaria general de los que ganen, sino de todo el partido, quiero pasar página", dijo.

Heredia, que es el secretario del Grupo Socialista en el Congreso y es el hombre de confianza de Díaz en Madrid, metido siempre con calzador en esa dirección, criticó con dureza a compañeros de bancada en una charla que mantuvo con jóvenes socialistas en Málaga en noviembre pasado. Se grabó y se ha filtrado ahora. "No lo comparto, pero él ya ha pedido perdón", dijo Díaz a la entrada del acto.

El PSOE del Aljarafe es un partido de trabajadores, se nota en las caras, pero también es una organización nutrida de beneficios electorales, un partido menos cabreado con su dirección, está abonado para Díaz: tiene concejales, tiene alcaldes, tiene diputados y tiene cargos. "Yo no me conformo con ser el primero de los perdedores", dijo el alcalde de Umbrete, Joaquín Garro, antes de la presidenta. Ésta lo explicó ayer, y lo ha comentado muchas veces en privado; sabe que el PSOE sigue siendo el partido más popular entre los obreros. En el 30% de las familias que ingresan menos de 1.000 euros se sigue votando al PSOE, y entre ésas Podemos sólo arranca un 10% de los sufragios. Por eso no rehúye el ataque a la formación de Pablo Iglesias. "Me siento orgullosa de Felipe y de Zapatero -proclamó- y no voy a permitir que los recorten de las fotografías. Yo sé por qué votaban a Felipe: para que gente como yo, como otras que estamos aquí, estudiasen. Y estudiamos."

La Junta prepara un nuevo plan de acceso a la universidad, en el que se contempla la práctica gratuidad de las matrículas. Díaz lo ha esbozado en varios mítines, no se ha anunciado públicamente, pero ahora lo ha subrayado como casi hecho. Allí estaba el consejero de Universidades, Antonio Ramírez de Arellano, que sabe del plan. Dijo: "Estos días algunos de esos de la izquierda inútil han querido manipular la defensa que he hecho de la universidad gratuita. Entre los siete países con las matrículas más bajas no está España. ¿Qué pasa? ¿Que somos más ricos? Si en Alemania la matrícula es gratuita, ¿no lo puede ser en España para los que aprueben? Quien apruebe que tenga la matrícula gratuita. No es mejor trabajar por la noche poniendo copas para pagarse los estudios".

Para completar un mitin construido bajo las estrictas normas del clasicismo, Díaz le dedicó unas cuentas invectivas al líder de la oposición. En su caso Juanma Moreno, presidente del PP andaluz. Un poco de colmillo, que ella también ha bebido de Guerra, por mucho que el alcalde de Camas se empeñase en citar a Cavafis y el de Umbrete, a Carlomagno: "El muchacho éste que tengo de jefe de la oposición a media jornada; este muchacho, que se quita de en medio los fines de semana… yo creía que estaba trabajando para los Presupuestos de Andalucía, que son el mayor ataque que hemos sufrido en décadas".

Media hora después de acabado el mitin, Susana Díaz seguía en el local de Camas. Abrazos, risa y fotos. En estos sitios, va sobre la ola.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios