Obituario

Fallece a los 89 años el sacerdote jesuita Jaime Loring, fundador de ETEA

  • Llegó a Córdoba en 1962, donde impulsó la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales

  • "Empresa y universidad unidas por una sociedad más justa" es una de sus frases más recordadas

Jaime Loring, en una fotografía de 2006. Jaime Loring, en una fotografía de 2006.

Jaime Loring, en una fotografía de 2006. / El Día

Comentarios 2

El sacerdote jesuita Jaime Loring Miró ha fallecido a los 89 años en la comunidad del Colegio de San Estanislao de Kostka, en Málaga capital, como consecuencia de un fallo multiorgánico. Nacido en Madrid en 1929, Loring pasó la mayor parte de su vida en Córdoba, ciudad a la que llegó en 1962 y en la que puso en marcha ETEA.

En 1993 el Ayuntamiento de Córdoba le concedió el título de Hijo Adoptivo de la ciudad. Un año más tarde le concedió la Medalla de Oro de la ciudad. Posteriormente, en 2016 fue distinguido con la Medalla de Oro de Andalucía y también fue reconocido como Hijo Predilecto de la comunidad autónoma.

El sacerdote jesuita era un reconocido economista y humanista. Tras quedar huérfano de padre durante la Guerra Civil ingresa a los 15 años en el noviciado de los jesuitas. Su espíritu emprendedor y ansia de conocimiento le lleva a acumular numerosas carreras universitarias: Filosofía y Letras, Teología, Ciencias Económicas e Ingeniero Agrónomo.

Loring formó parte del equipo que puso en marcha ETEA, la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Córdoba, fundada por la Compañía de Jesús en 1963. Fue director de esta institución académica en dos periodos (1963-1970) y (1980-1989).

En 1985 creó la Fundación ETEA para el Desarrollo y la Cooperación, que mantiene una estrecha colaboración con universidades iberoamericanas. "Empresa y universidad unidas por una sociedad más justa", frase que Loring dejó inscrita en una bodega montillana, puede resumir su trayectoria vital, caracterizada también por un firme compromiso político en la lucha contra las desigualdades.

Fue impulsor del Círculo Cultural Juan XXIII, foro en el que desarrolló una destacada actividad a favor de la llegada de la democracia a España durante el franquismo. En su faceta religiosa el padre Loring, también se ha distinguido por la defensa de los valores de la paz, la justicia y la igualdad, lo que le supusieron los reconocimientos anteriormente mencionados, como la Medalla de Andalucía.

El sacerdote jesuita plasmó sus ideas y pensamiento en diversas entrevistas concedidas a El Día. En una de ellas insistió categóricamente en que “vincular la derecha con la religión y la izquierda con el ateísmo es falso” e incluso llegó a defender que una entidad financiera “del volumen de Cajasur” no podía estar dirigida –como lo estuvo antes de su intervención– por un sacerdote, considerando que esta actividad es algo “demasiado mundano” para un clérigo.

Loring, quien insistía en sus palabras a El Día en que si tuviera la capacidad de hacer milagros en el que se daría más prisa sería en el de “acabar acabar con la pobreza y el hambre”, defendía que la posición política de una persona nada tiene que ver con su fe religiosa. “La nacionalización de la banca es un proyecto de izquierda y nada tiene que ver con la Resurrección de Jesús. La vinculación de la derecha con la religión o el Cristianismo y de la izquierda con el ateísmo es falsa. Yo conozco a muchos socialistas y comunistas que son creyentes y gente de derechas que no lo son. Cuando se vincula una cosa con otra subyacen intereses bastardos. Entonces un determinado partido político, por su interés político, asume que es el católico”, destacó el sacerdote jesuita en una de esas entrevistas a este periódico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios