LA DIVISIÓN INTERNA DE CIUDADANOS EN SEVILLA

Javier Millán sobre Ciudadanos: "Esto se ha convertido en una pandilla de amigos y amigas"

  • El portavoz municipal de Cs revela en una grabación su enemistad con la diputada Virginia Salmerón, que está en el congreso de los Diputados “como una marquesa” mientras él está “pringado”.

  • También critica a la dirección del partido, de la que llega a decir que hay una “tiranía”, y sobre el líder regional, Juan Marín, afirma que está “acojonado”.

Comentarios 13

Esto se ha convertido en una pandilla de amigos y amigas”. Así de contundente se muestra el portavoz municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla Javier Millán en una grabación de mediados de 2017. En el audio, Javier Millán conversa con un cargo público de Cs en Sevilla, con quien comenta sus problema con la diputada por Sevilla Virginia Salmerón y esposa del secretario de organización, Fran Hervías, a quien alude como el “gordo”.

En uno de los audios, a los que ha tenido acceso este periódico, Millán llega a afirmar que Juan Marín, al que se refiere como “Sanlúcar” o “Manzanilla”, “está acojonado con esta tipa” y cuenta una anécdota según la cual el líder regional quería hacer una serie de visitas a la provincia de Sevilla los jueves por la tarde, pero la secretaria de organización a nivel provincial, Mar Hormigo, le habría impuesto que esas visitas tendrían que ser los viernes, que es cuando Virginia Salmerón está en Sevilla.

Según cuenta Millán, la parlamentaria de Cs por Sevilla Marta Escrivá sería la persona que contactó con Hormigo para indicarle la intención del líder regional de visitar las localidades sevillanas. “La respuesta de Hormigo es: dile a Juan Marín que hable directamente conmigo, pero vamos que te dijo una cosa, que éste no se va a ir a los pueblos los jueves por la tarde, se va a ir los viernes, que es cuando está aquí Virginia”. “Imagínate el nivel de tiranía que tenemos ahora mismo”, comenta Millán a su interlocutor, que prefiere permanecer en el anonimato.

“Juan Marín nunca me ha dado nada ni me da, pero por lo menos no me pone el pie en el cuello y entre comillas me respeta, en cierta medida, tampoco mucho”.

Sobre Juan Marín, el portavoz municipal de Cs en el Ayuntamiento y en la Diputación de Sevilla define la relación que mantienen como indiferente. “Juan Marín nunca me ha dado nada ni me da, pero por lo menos no me pone el pie en el cuello y entre comillas me respeta, en cierta medida, tampoco mucho”. Y compara esta situación con sus detractores, los que le tienen un “odio africano” y que si pudieran le “echaban un insecticida”.

El militante que habla con Millán le comenta que hay “una purga en toda regla” en Ciudadanos, a lo que el concejal reacciona diciendo que hay un “ninguneo absoluto” y añade que él está “en shock” y no sabe muy bien qué hacer. Así, Millán revela a esta persona que se le había pasado por la mente llamar al secretario de organización de Ciudadanos, Fran Hervías, para habla con él a solas cuando viniera a Sevilla porque, según afirma, “el problema” lo tiene con su mujer, Virginia Salmerón. “Ella es que no me soporta, no me quiere ni mirar”.

Javier Millán, en la Torre Sevilla Javier Millán, en la Torre Sevilla

Javier Millán, en la Torre Sevilla / Belén Vargas

En otro momento de la conversación, Millán señala que la la Asamblea Nacional de Cs –celebrada en el mes de febrero de 2017 en Coslada (Madrid)– ha salido “rematadamente mal”, y añade que Salmerón fue una de las más votadas, por lo que concluye que “está todo secuestrado, porque la gente sabe que ella es quien es, la novia de...., y esto es votar al poderoso, y como realmente nos estamos desangrando, la gente se está yendo”.

Millán apunta que la “única salida” que ve factible ante esta situación de confrontación en el partido es “seguir intentando cultivar la amistad con Juan Marín”, a quien no van a tocar, aunque “el propio Marín está acojonado” con la diputada, de la que incluso explica que se enfada porque le da un “me gusta” en las redes sociales a algún comentario realizado por Raquel Morales –portavoz por Jaén y responsables de Infancia en el comité ejecutivo–, algo que es “un pecado capital, un pecado mortal”.

La diputada de CS por Sevilla Virginia Salmerón. La diputada de CS por Sevilla Virginia Salmerón.

La diputada de CS por Sevilla Virginia Salmerón. / d.s.

"Si esto sigue así a mí me cepillan antes y yo ya no soy candidato”

En la conversación, el portavoz municipal reconoce que debido a los problemas internos está en juego su propia candidatura para encabezar la lista a la Alcaldía de Sevilla en las municipales de 2019. “Ahora mismo yo juego a mantener lo que tengo, que es por lo menos llegar a las próximas elecciones con posibilidades de ser candidato, porque si esto sigue así a mí me cepillan antes y yo ya no soy candidato”.Millán insiste en que “si esta gente se empeñan y fabrican el candidato o candidata oficial, da igual, es chocarte contra la pared”, dice el portavoz municipal, que afirma que la gente está abandonando el partido y se están “quedando cuatro”.

El responsable de Ciudadanos en Sevilla que conversa con Millán le plantea si la diputada Virginia Salmerón, que “quiere cámaras y los 5.000 o 6.000 euros” que gana en el Congreso, no tendría intención de aspirar a la candidatura a la alcaldía sevillana, a lo que Millán contesta de forma negativa, argumentándolo de la siguiente forma: “Tu compara el Ayuntamiento con lo que ella tiene y bueno, es que no hay ni punto de comparación, ni en el nivel retributivo ni en el trabajo, ni en el día a día”.

Millán continúa su exposición insistiendo en las diferencias de ambos puestos. “Si ella está allí como una marquesa, y yo estoy aquí como un pringado que acaba de venir de Cerro Amate y después me voy a Padre Pío”, asevera el portavoz municipal, que continúa diciendo que quizás el puesto adecuado para Salmerón esté como diputada en el Parlamento andaluz. “Yo creo que ella ahora mismo si se tiene que bajar del Congreso de los Diputados su opción es la Cámara de Andalucía, que está muy bien, que está requetebién; que no tiene el nivel de exposición en la calle que tengo yo y eso implica un nivel económico y de rango incluso que no tiene el Ayuntamiento de Sevilla ni por asomo. Si ella lo que quiere es vivir bien, ella no quiera trabajar, además es que no sabe”, considera.

Javier Millán se muestra pesimista con su interlocutor, al que explica que lleva dos noches sin dormir. “Ahora mismo lo que se me ocurre es que tengo que hablar clarito con Juan Marín y también voy a intentar hablar con el gordo, con el novio de la chica”, en alusión al secretario de organización, Fran Hervías.El portavoz municipal insiste en los supuestos temores del portavoz autonómico de la formación naranja, Juan Marín. “Ahora mismo, hablándote en plata, Sanlúcar [por Marín] tiene un tembleque de piernas porque los está viendo venir por todos lados: por tierra, mar y aire”.

Javier Millán dice que Cs se ha convertido “en una pandilla de amigos y amigas”, a lo que el cargo público le replica que “de palmeros, el que más aplauda es más raudo su ascenso”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios