Andalucía

La Junta pide un plan especial de empleo dotado con 157 millones

  • El Gobierno central achaca el recorte de los fondos estatales para formación a la escasa ejecución realizada por Andalucía.

José Sánchez Maldonado, consejero de Empleo de la Junta de Andalucía. José Sánchez Maldonado, consejero de Empleo de la Junta de Andalucía.

José Sánchez Maldonado, consejero de Empleo de la Junta de Andalucía. / José Martínez

Comentarios 2

Un plan especial de empleo con una dotación mínima de 157 millones de euros para Andalucía. Con esta petición llegó ayer el consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta, José Sánchez Maldonado, a su reunión en Madrid con el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo. Es una medida que el Gobierno sí ha concedido a Canarias y que el Ejecutivo autonómico espera conseguir para Andalucía, pese a que es la única comunidad que ha visto reducidas las transferencias estatales en políticas activas de empleo.

El reparto de los fondos desde Madrid provocó un nuevo encontronazo entre La Moncloa y San Telmo, aunque ayer ambas administraciones limaron asperezas durante el encuentro en la sede del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Sin embargo, aunque Sánchez Maldonado aseguró que "el ambiente le hace ser optimista", el secretario de Estado recordó que "el mejor plan de empleo para Andalucía es ejecutar los fondos que le transfiere el Gobierno central".

El motivo del desencuentro es que la comunidad se quedará con 358 millones de euros para políticas activas de empleo, un 3% menos que en 2016. La razón es el escaso grado de ejecución del las medidas en la materia durante los últimos años, aunque el titular regional de Empleo recordó al secretario de Estado de la materia que el Ejecutivo autonómico ha destinado 83 millones de euros al sistema de garantía juvenil. En Andalucía hay 150.606 jóvenes inscritos, lo que supone el 33% de los parados menores de 30 años.

Concretamente, el Gobierno cifra en 800 millones la cantidad no gastada y la Junta le da una razón de peso: la paralización de los cursos de formación profesional para el empleo que decidió el ex presidente José Antonio Griñán para analizar las posibles irregularidades que había en el sistema. El propio Sánchez Maldonado explicó a Riesgo que la convocatoria de actividades formativas para parados correspondiente a 2016 ya está en marcha y cuenta con una dotación de 71 millones de euros.

Durante el encuentro, ambos acordaron poner en marcha un equipo de trabajo para buscar soluciones que impidan que Andalucía se vea penalizada en futuros repartos de fondos de políticas activas de empleo por la paralización de los cursos. Sánchez Maldonado también logró que la Administración autonómica pueda ejecutar los 21 millones de euros destinados a conveniar con las agencias privadas de colocación. Esto se debe a que en la comunidad aplica un modelo público a estas políticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios