Andalucía

Maldonado defiende su gestión de los cursos de formación y nunca se ha planteado dimitir

El consejero de Empleo, José Sánchez Maldonado, hace oídos sordos a la demanda del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio sanz, quien pidió su dimisión por haber dejado sin ejecutar cientos de millones destinados a la formación de desempleados. Maldonado defiende su gestión, y de manera especial la decisión de paralizar en su día los cursos de formación ante la "alarma social" debido al escándalo de las presuntas irregularidades. Las cosas, para el titular de Empleo, se han hecho "conforme al sentido común".

Desde esa posición, Maldonado no está dispuesto a dejar la consejería. "No me he planteado dimitir porque estoy convencido de que estoy haciendo las cosas tal y como marca el Derecho Administrativo, el sentido común y mis conocimientos de estos temas", dijo Maldonado ayer después de la reunión del Consejo de Gobierno.

El consejero, además, ironizó con esa petición de Sanz, que quizá la hizo sin haber leído antes la prensa, porque de haberlo hecho se habría enterado de que "estaba entrando en prisión un ex presidente autonómico [Ignacio González] y que Rajoy iba a ser llamado a declarar. En estos momentos habría que buscar en otros sitios de España las dimisiones", replicó Maldonado.

El consejero hizo hincapié en que la Junta no decidió "por gusto" paralizar los cursos de formación y poner a funcionarios a examinar expedientes desde los años 2007 a 2011, sino porque hubo "una alarma social impresionante" y denuncias de irregularidades. "Si hay un responsable principal de que se hayan parado los cursos ha sido el PP, tanto por la alarma social creada, como demuestran las iniciativas presentadas en el Parlamento en los últimos años, como por su personación como acusación particular", zanjó Maldonado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios